Los besos y caricias deben acompañar el momento de amamantar y son vitales para fortalecer los vínculos afectivos, coincidieron especialistas durante la conferencia online “Viviendo en plenitud la salud sexual de pareja durante la lactancia”, realizada por la Federación Mexicana en Educación Sexual y Sexología (FEMESS).

La mayoría de las parejas reanudan las relaciones sexuales aproximadamente 7 semanas después del parto, pero podría llevar más tiempo, es importante compartir sentimientos a lo largo de la lactancia y poder conjugar maternidad con intimidad de pareja. En este sentido, el apoyo de la pareja es de suma importancia para reanudar la vida sexual y si se diera el caso, un profesional (especialista en sexualidad y terapia de pareja) puede ayudar a resolver conflictos que impidan tener una vida sexual plena.

“Las relaciones sexuales son totalmente compatibles con la lactancia”, asegura Ana María Delgado León, presidenta de la Federación Mexicana en Eduación Sexual y Sexología, pero es la falta de información en torno a la sexualidad la que puede crear conflictos a largo plazo en la pareja, “de ahí la importancia de la comunicación”.

La también psicóloga clínica, terapeuta sexual y sexóloga clínica, explica que tras el parto comienza una etapa llena de cambios físicos, psicológicos y fisiológicos, es un periodo intenso que a menudo producen que el interés sexual pase al segundo plano ya que el amamantamiento es un cuidado de 24 horas.

Esto en los primero días es normal y tiene una explicación científica. Los estrógenos y la progesterona, hormonas que acompañan a la mujer desde la pubertad, después del parto tienen una disminución significativa, estas son las responsables de la respuesta sexual, el erotismo y el deseo, son cambios que requieren de adaptación.

Durante este tiempo es indispensable que por parte de la pareja no desaparezca el contacto físico a través de caricias, besos y abrazos, pero para hacerlos compatibles con el momento se requiere nuevamente de comunicación abierta, que se digan con apertura qué es lo que están viviendo. Sin embargo, después de un periodo largo, si el deseo sexual sigue bajo, la especialista afirmó que es importante acudir con un especialista para ver qué está sucediendo.

El doctor César Moreno Rey, ginecólogo, obstetra y sexólogo, agrega que, sobre las repercusiones en el deseo, excitación y el orgasmo, también se ha documentado el temor al dolor luego de una episiotomía, falta de lubricación y temor a un nuevo embarazo. Además, están más presentes el cansancio, el estrés, la falta de sueño, la tensión, cambios hormonales, atención extrema al bebé y en muchas ocasiones las mujeres se perciben con un cuerpo poco atractivo, todo esto impide el vínculo con la pareja. Ante esta situación la actitud comprensiva del mismo y los profesionales de la salud, será fundamental para acompañar a las mujeres. Por último, el especialista hizo un llamado para que los ginecólogos se sensibilicen con el tema y puedan recomendar la psicoterapia sexual a sus pacientes.

Beneficios de la lactancia

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, Ana María González Grande, ginecóloga, obstetra y sexóloga clínica, explica que los beneficios de esta práctica son muchos, “se trata de los primeros nutrientes que va a recibir un recién nacido; proteínas minerales y defensas”.

La OMS ha establecido que si los niños recibieran lactancia materna, se estarían salvando 820,000 vidas infantiles, el problema es que a nivel mundial solo un 40% de los lactantes menores de seis meses reciben leche materna como alimentación exclusiva.

Los beneficios para el lactante están estudiados y los anticuerpos que la leche materna contiene ayudan a proteger de enfermedades como diarrea y neumonía, las dos causas principales de mortalidad en la niñez. Además, disminuye la probabilidad de sufrir obesidad, diabetes tipos 2 y favorece el desarrollo sensorial y cognitivo por el vínculo generado.

Por otro lado, la madre también tiene muchos beneficios, reduce el riesgo de cancer de mama y ovario en un 26 a 37%, además de diabetes mellitus. Favorece a una pronta recuperación posparto, incluso abarca el tema de la depresión, esto por la asociación de la prolactina con un efecto ansiolítico; también hay una mayor reserva de hierro y baja de peso gracias a las 500 calorías que se pierden en promedio al día por la lactancia.

[email protected]