Los museos son instituciones que comunican ideas y pensamientos. El trabajo de un artista puede expresar muchas cosas. Los objetos son documentos que nos hablan de otra época, de un pasado histórico que ya no existe pero que gracias a esos documentos podemos interpretarlo y saber cómo fueron las personas que los usaron y cómo vivían , dice Héctor Rivero Borrell, director del Museo Franz Mayer, quien nos habla de la tradición museística en México.

Localizado en la plaza de la Santa Veracruz, frente a la Alameda Central, en un bellísimo edificio del siglo XVIII, el Museo Franz Mayer alberga la principal colección de artes decorativas de México y recibe anualmente 240,000 visitantes, lo que lo ubica como uno de los museos más visitados de la ciudad.

Rivero Borrell dice que para lograr estos resultados hacen un gran esfuerzo para ofrecer variedad y calidad. El público no es tonto y no habría peor error que menospreciarlo. Hoy en día los museos dejaron de ser una extensión del aula. Se han vuelto instituciones que están satisfaciendo la necesidad de cultura y esparcimiento. Han dejado de tener un papel limitado a ciertos temas y se han dedicado cada vez más a actividades culturales en el más amplio sentido de la palabra. Por ello en el Franz Mayer ofrecemos conferencias, mesas de lectura, talleres, conciertos, etcétera .

El director explica que se preocupan mucho por ofrecer una programación muy diversa: A veces hasta hacemos la broma de que trabajamos como circo en tres pistas porque tenemos tres salas de exposiciones temporales. Nuestro objetivo es que mandarle al visitante el mensaje de que no somos una vitrina de objetos empolvados. Nosotros mismos tratamos de no empolvarnos. Siempre nos estamos moviendo y teniendo las antenas muy afuera para ver cómo nos está percibiendo el público, y si vamos bien o cambiamos el rumbo. Partiendo también de un concepto de mercadotecnia para ir tomándole el pulso al visitante .

Para darle vida a un museo hay que estar pensando muy en serio como satisfacer los gustos de un público muy diverso por lo que tratamos de generar un balance. A veces tenemos exposiciones que le van a gustar más a la gente mayor. Pero inmediatamente después tenemos un proyecto que va a atraer a la gente joven y siempre tratamos de tener actividades de fin de semana para los niños.

Con ello queremos que la visión del museo se vaya modificando que la información llegue al público de manera más atractiva y que seamos una institución menos templo de cultura. Menos rígida para que cuando vengan las personas tengan una buena experiencia , dice Héctor Rivero Borrell, diseñador industrial egresado de la Universidad Iberoamericana y quien cuenta con una maestría en museos.

Desde su punto de vista: Los museos también deben ser entendidos como lugares para el entretenimiento, el deleite y el placer. Por sus características los objetos tienen un valor expresivo, generalmente son cosas bellas y el enfrentarnos a ellas debería ser placentero.

México tiene una tradición importantísima en el tema de museos. A partir de los años 60 tuvimos una explosión de museos impresionante como el Museo de Antropología, el Museo Nacional de Historia, el Museo del Virreinato, el Museo de San Carlos, El Museo de Arte Moderno y al poco tiempo en muchos estados también .

El museo se valora como institución que apoya a la industria cultural del país y con esa posibilidad se crearon de acuerdo a las últimas teorías. Es por ello que pudimos tener un Museo de Antropología que por años fue la punta de lanza de lo que debía ser un museo en todo el mundo tanto a nivel arquitectónico como el tipo de mensajes que mandaba a nivel de museografía. Marcó un hito y lo interesante es que se ha mantenido actualizado. No le pasó como a los museos del siglo XIX que se mantuvieron como instituciones empolvadas en cuanto a conocimiento y comunicación y les costó mucho trabajo modernizarse .

Rivero Borrell asegura que aunque ha habido esfuerzos y se ha generado una conciencia en el país a veces no alcanzan los recursos pero se ha generado una conciencia de la importancia que tienen los museos. Como a todo mundo, a nosotros nos está afectando la situación financiera. Empresas e instituciones que en ocasiones nos habían apoyado con patrocinios ahora han tenido que recortar sus patrocinios y nos está costando más trabajo hacer las actividades. Pero hemos aprendido a hacer más con menos. Hemos padecido un recorte y para este año tenemos un presupuesto de 30 millones de pesos

¿Por qué recomienda venir?

Yo le recomendaría al público que se acerque a este museo por muchas cosas. Primero que nada por el edificio, que es un testimonio de la arquitectura del virreinato. Pero lo más importante es la colección que heredó Franz Mayer al pueblo de México con más de 10,000 objetos .

Proyectos en puerta

El Museo Nacional del Virreinato está realizando un proyecto muy importante como parte de los festejos del Bicentenario. Se trata de una gran exposición de la plata iberoamericana y el Museo Franz Mayer que tiene uno de los acervos de plata más importantes participó con el préstamo de piezas.

A cambio, el Museo del Virreinato nos prestará sus acervos para hacer una exposición de ornamentos litúrgicos, muchas de ellas en desuso como casullas, dalmáticas, capas pluviales, mitras, etc. Es decir una serie de vestimentas que son verdaderas obras de arte bordadas con sedas, hilos de oro y plata en ocasiones perlas. Son piezas que se conservan en muy buen estado pero que muy pocas veces se ven , platica el director.

Para el segundo semestre del año también estamos haciendo una alianza con la Hispanic Society of America que se encuentra en Nueva York. Dicha institución es un museo pero también tiene un centro de investigación y se debe a un coleccionista que a su muerte dejó su acervo en el cual hay mucho arte sobre México y con esta alianza se van a poder exhibir en nuestro país por primera vez muchos de los documentos que salieron de la Nueva España en el siglo XVII y XVIII .

Vamos a poder ver mapas, libros, manuscritos muy interesantes y la intención es presentar todos estos documentos en una exposición en alianza con la Hispanic Society of America y reflexionar. Lo cual debe ser uno de los objetivos en esta festividad. Pensar sobre qué somos los mexicanos y quiénes eran esos novohispanos. De dónde salimos, lo que somos hoy en día y pensar seriamente en el tema , agrega.

Rumbo a sus 25 años

El año entrante el museo cumplirá 25 años. La gente nos dice que somos un museo jovencito. Se dice fácil pero ya son 25 años construyendo una institución. Siempre hay números que son muy simbólicos, eso nos compromete a hacerlo especial y también nos obliga a continuar reflexionando dónde estamos parados, qué es lo que estamos haciendo, hacia dónde debemos tender. Es parte del compromiso al que nos lleva este aniversario. Aunque tenemos algunos proyectos para el festejo todavía se están encarrilando y tomando vuelo. Es sorpresa, en su momento los daremos a conocer .

Franz Mayer, una vida dedicada al coleccionismo

Franz Mayer ocupa un lugar singular dentro de la historia del coleccionismo en México. Nacido en 1882, en Mannheim (Alemania) arriba a México en 1905, donde se inserta en el ambiente financiero, hacia 1908 ya está registrado como agente de bolsa independiente, iniciando así una prometedora carrera.

Desde la década de 1950 Mayer había concebido la idea de legar su colección a México. Finalmente, en 1963 constituye un Fideicomiso, el Banco de México fue escogido fiduciario para el establecimiento de un museo de arte en la ciudad de México. Murió en 1975 heredándole a México su colección. El museo que lleva su nombre se inauguró en 1986 en el antiguo edificio del peso de la harina, recuperado para albergar esta colección.

Última llamada: No debe dejar de ver sus exposiciones temporales que están por concluir este domingo 2 de mayo:

Los cisnes salvajes. Detrás de Cámaras

Muestra que presenta el diseño de escenografía y vestuario realizado por la Reina de Dinamarca para la película Los cisnes salvajes, inspirada en el cuento del escritor danés, Hans Christian Andersen. Desde la década de los 80 la Reina Margarita II se ha dedicado a la pintura, dibujo, ilustración de libros y recientemente a la escenografía.

Mil y un rostros de México. Máscaras de la colección Ruth D. Lechuga

Por primera vez se presenta en el país la importante colección de máscaras que la Dra. Ruth D. Lechuga reunió a lo largo de 50 años. Las piezas, de gran valor artístico, muestran el quehacer cotidiano de distintos pueblos indígenas mexicanos.

DATOS

En marzo del 2009, la muestra retrospectiva Barbie: 50 años de historia, moda y diseño, rompió el récord de asistencia del museo al registrar a más de 77,000 visitantes en tres meses.

El recinto cuenta con una gran biblioteca abierta al público. Cuenta con más de 14,000 volúmenes entre los que destacan libros antiguos y raros, documentos históricos y 800 ediciones de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.

Dirección

Hidalgo 45. Centro Histórico.

Horario: Martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas.