El gigantesco contrabajo que no cabe en el autobús, el músico cubano que llega tarde y una artista de teatro aéreo que se estira en el pequeño espacio de su asiento: todos van al Cervantino.

Cada día, durante el Festival Internacional Cervantino, cientos de músicos, actores, cantantes y artistas de cualquier parte del mundo son trasladados a Guanajuato en camión.

Y no es tarea fácil, muchos cargan con sus instrumentos, el fagot, la trompeta, una valiosa guitarra y hasta con el contrabajo, ése que no cabe en la cajuela ante la gran cantidad de maletas.

Uta, hubieras estudiado flauta, cabrón , dice su amigo, mientras se acomodan con su acompañante.

Al llegar, todos se dispersarán como hormigas, algunos tendrán hotel de lujo y boletos para comer gratis; otros se quedarán en pequeños hostales o con amigos y comerán tortas o tacos, pero qué importa: ya están en el Cervantino.

El fin de semana va a estar de miedo , dice el taxista, quien asegura que el Festival Internacional Cervantino va muy bien mientras avanza entre los complicados túneles.

Para el cierre del Cervantino se presentarán diferentes actividades que incluyen a la Original Banda El Limón, evento popular que espera romper el récord de la Banda el Recodo, el cual congregó a más de 11 mil personas en la Alhóndiga de Granaditas y se han convertido en las grandes atracciones. La Original Banda El Limón va estar con la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes, dirigida por Enrique Patrón de Rueda.

Además, la gira del reencuentro de Caifanes llega a Guanajuato, no tiene nada que ver con el Cervantino, pero todos hablan de la llegada de Saúl Hernández y compañía para el sábado como un evento importante.

Así, llega a su fin el Festival Internacional Cervantino, pero antes, queda todo un fin de semana para festejar los 40 años de la Fiesta del Espíritu.

Lamento de Dulcinea

¿Qué le gustaría decir a un personaje como Dulcinea, musa y heroína ausente de Don Quijote, si tuviera la oportunidad de hacerlo? Es la premisa para crear el espectáculo multimedia que se presentará el fin de semana.

La bailarina, actriz y comediante, Dulcinea Langfelder, se adentra en el espíritu del personaje para crear un espectáculo multimedia que incluye letras, canto, danza y teatro, bajo el título Lamento de Dulcinea.

La protagonista, en realidad, es un doble personaje, ya que por una parte están los pensamientos de la Dulcinea del Toboso de Cervantes, y por otro, sus propios pensamientos como una Dulcinea que habita en Brooklyn , dijo la artista.

Entre el cabaret, el teatro griego antiguo y performance multimedia, Lamento de Dulcinea incorpora videos interactivos de Ana Capelutto, quien recibió el premio a la mejor escenografía por la crítica de Montreal; la música y canciones de Philippe Noireault y Danys Levasseur, y un coro conformado por los técnicos del montaje, que dan como resultado una propuesta llena de humor, crítica y lirismo dramático. La novedad de esta pieza es que es multidisciplinaria, se apoya en la tecnología y está a la vista , agregó.

Lamento de Dulcinea ofrecerá funciones el viernes 19 y sábado 20 de octubre a las 17:00 horas, y el domingo 21 a las 12:00 horas en el Teatro Cervantes de Guanajuato.