Estados Unidos tiene el mayor número de casos registrados de coronavirus, informó el diario The New York Times este jueves, citando un conteo realizado a partir de su propia recopilación de datos.

Con 81,321 casos, el país de 330 millones de habitantes superó a China e Italia en el número de contagios.

Varios hospitales neoyorquinos se declaran abrumados por los crecientes casos de Covid-19, y un 40% de la población del país está bajo cuarentena.

Más de 100 personas murieron por el coronavirus en las últimas 24 horas en Nueva York, donde una larga fila de personas, la mayoría con máscaras y ubicadas a dos metros de distancia una de otra, aguardaba fuera del hospital Elmhurst en Queens bajo guardia policial para someterse a un test.

El gobernador Andrew Cuomo dijo que la mayor prioridad es "aplastar la curva" de nuevos casos en el área metropolitana de Nueva York. El estado tiene 53,000 camas de hospital disponibles, pero está haciendo lo posible por aumentar la capacidad a 140,000, la cifra que cree que precisará en 20 días, cuando se llegue al pico de la pandemia.

El desempleo se dispara

La pandemia ya ha causado estragos en la mayor economía mundial, que parece encaminarse hacia una recesión.

El departamento de Trabajo informó que 3.3 millones de personas solicitaron beneficios de desempleo la semana pasada, la mayor cifra desde que se empezó a registrar este dato, por lejos.

Se han perdido miles de empleos en restaurantes, bares, hoteles, en la industria del transporte o del entretenimiento.

El Congreso estadounidense, normalmente muy polarizado, se ha unido para enfrentar la crisis.

El Senado aprobó unánimemente en la madrugada un paquete de estímulo de 2 billones de dólares —el mayor rescate de la historia estadounidense— que permitirá que familias con un promedio de cuatro personas reciban un pago de 3,400 dólares.

El proyecto de ley será tratado el viernes en la Cámara de Representantes, donde líderes de ambas cámaras han llamado a su aprobación.

"Será aprobado, y será aprobado con un fuerte apoyo bipartidario", dijo a periodistas la líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi. "Mañana tendremos una victoria para los trabajadores estadounidenses", añadió.

Trump se dijo esperanzado de que hacia el 12 de abril los estadounidenses regresen a una vida normal, una meta que muchos expertos sanitarios consideran irrealista y aseguran choca con la cuarentena decretada en muchos países para mitigar el contagio del virus SARS-CoV-2.

El científico estadounidense Anthony Fauci, líder en la lucha contra la pandemia, alertó que el virus puede regresar, lo cual torna aún más urgente la carrera internacional para hallar una vacuna.

Fauci precisó que la enfermedad comienza a asentarse en el hemisferio sur, que ya entró en el otoño.

"Y si de hecho tienen un brote sustancial, será inevitable que tengamos que estar preparados para un segundo ciclo" del virus, sostuvo Fauci, director de enfermedades infecciosas en los Institutos Nacionales de Salud.

"Esto subraya la necesidad de hacer lo que estamos haciendo para desarrollar una vacuna, probarla rápidamente y tratar de estar listos para tenerla disponible para ese próximo ciclo", dijo Fauci a periodistas.