Ante la alerta que despertó en la población el anuncio del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el que establece que la carne roja y la carne procesada pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer colorrectal (colon, recto y apéndice), de páncreas y de próstata, la doctora Ana María Calderón de la Barca, investigadora del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), explica por qué este mensaje no es situación de alarma.

La noticia la originaron 22 especialistas, quienes se reunieron para trabajar sobre el cáncer de colon, utilizando unos 800 estudios de diferentes partes del mundo con diferente genética, dieta y medio ambiente. Así encontraron evidencia suficiente para decir que los productos cárnicos procesados pueden ser cancerígenos.

Sin embargo, hay que ser muy cuidadosos , dijo la especialista del centro enfocado a contribuir al aseguramiento de la calidad y la seguridad alimentaria de los mexicanos. La OMS interviene primero con una apreciación muy positiva sobre la carne; aseguran que es un alimento muy necesario para la vida, que la proteína que proveniente de la carne es de muy buena calidad y que es la mejor fuente de hierro y de zinc , dijo.

Además, explican que es casi la única fuente del complejo de vitaminas B, que también son indispensables para la vida .

Posteriormente, ese grupo de expertos hizo apreciaciones donde comparten que los productos cárnicos procesados, debido a las sustancias que se agregan y a los procesos mismos de secado, ahumado, molido, entre otros, inducen a la formación de compuestos que pueden ser carcinógenos.

Ante esto, Calderón expuso: Todo mundo se asusta y dice, ‘ya no voy a comer tan rico’, pero realmente los productos procesados no son completamente carne. Los embutidos, por ejemplo, tienen soya, harina de trigo, etcétera, y la carne es poca. Otros son de pollo o pescado, con esos no hay ningún problema; la preocupación tiene que ser un poco por los productos procesados.

La especialista en alimentos aclaró que el riesgo está en las proporciones. La misma OMS indica que son 50 gramos al día los que aumentan 18% el riesgo de tener cáncer; debemos decir que éste es un efecto muy bajo. Como ejemplo, las radiaciones solares nos dan un riesgo más alto y aun así nos asoleamos sin problema y sólo a pocas personas les da cáncer .

No hay de qué alarmarse

Nosotros como institución (CIAD) a raíz de esto tuvimos una reunión de trabajo con el equipo de nutrición, procesamiento de carne, economistas y sociólogos. Nuestra conclusión es que esto no es un tema de alarmar a la población, la intensión es diversificar la dieta y agregar alimentos como verduras, frutas y fibras, que ayudan a contrarrestar el posible efecto que pudieran tener los compuestos que se generan del procesamiento del cárnico, dijo.

Para nosotros es una oportunidad de entrar en la población y decirles: les hemos dicho una y otra vez que diversifiquen su dieta, regresemos a las dietas balanceadas .

Aun así, en México tampoco es que se consuma tanta carne, dijo Calderón, pues el costo no lo permite a muchas familias mexicanas. Además, un trozo de carne en la cultura mexicana siempre se acompaña por una guarnición que incluye verduras o ensaladas .

Con respecto a la venta de carne, Isidoro López, carnicero en el Mercado Del Valle, asegura que las ventas no han bajado después de la noticia, incluso asegura que muchos no están enterados. Ya sabemos que la carne ya no es como antes y que los animales no se alimentan de la misma manera, pero eso ya es de hace muchos años, así que ya no es noticia , comentó.

Aun así, aseguró que no se vende tanta carne como quisiéramos, normalmente son 10 a 15 kilos los que salen al día .

[email protected]