El cáncer de pulmón se ubica como la primera causa de muerte por cáncer en México ya que el 60% de los casos es detectado en etapas avanzadas; de acuerdo con estimaciones del Global Cancer Observatory, para 2021 tanto la incidencia, como las muertes derivadas de este padecimiento se incrementarán más de 11% en el país; por ello los especialistas aseguran que una forma de atacar el problema es mejorando el diagnóstico oportuno.  

De manera habitual en muchos espacios tomar la muestra del tejido en cáncer de pulmón es complicado pues depende de la localización del tumor, comparte Isabela Rivas, líder médica de cáncer de pulmón para Roche México; el 30% de los pacientes aproximadamente no logra tener una análisis adecuado de la muestra de tejido, esto limita el tipo de tratamiento y en muchos casos hay que repetir la biopsia, pero en el 20% de los casos no es posible repetirla y en el 25% donde se repite, no puede nuevamente leerse un resultado adecuado, “por ello la innovación en el diagnóstico es fundamental”.  

Hasta hace muy poco solo se conocían pocas clasificaciones del cáncer de pulmón, hoy la biología molecular nos ha enseñado que tenemos más de 13 variedades, y que el cáncer es el resultado de la alteración del ADN, por eso es muy importante identificar el tratamiento específico, pues un paciente no se comporta de la misma manera que el otro, esto requiere diagnósticos  y tratamientos personalizados. 

Para Víctor Oyervides, médico oncólogo en el Hospital Universitario de Monterrey, las características de cada paciente van a ayudar a que el tratamiento sea exitoso, identificando qué es lo que requiere y en qué momento.   

“En México en instituciones públicas o privadas seguimos viendo un gran déficit en la llegada de los pacientes en las etapas tempranas de la enfermedad; más del 70% llegan en fases avanzadas o ya con metástasis, es decir que el tumor ya salió del pulmón y está afectando a otros órganos. Llegar en las primeras etapas de la enfermedad y tener la mayor cantidad de información posible es muy importante para los que nos dedicamos a atender cáncer de pulmón, ya que el tratamiento va a variar de acuerdo con ciertas características del tumor”.  

En este sentido lo más nuevo y efectivo son los diagnósticos moleculares del tumor, este es el término científico con el que los especialistas obtienen un panel  genético para identificar ciertas mutaciones, “esto es trascendental porque ya existen medicamentos que pueden bloquear esas mutaciones, la inmunoterapia por ejemplo, permite brindar tratamientos mucho más efectivos a pesar de que la enfermedad pudiera considerarse no curable”.  

Recalcó que no todos los pacientes reciben el mismo tratamiento, por ello lo ideal es tener toda la información posible. A diferencia de lo que se hacía hasta hace unos pocos años, en donde solo existía la quimioterapia para todos los pacientes, esta clasificación molecular para cada paciente brinda la oportunidad de añadir supervivencia con calidad de vida. Esto además se traduce en ahorros de gastos en medicamentos innecesarios o ingresos hospitalarios.  

Un claro ejemplo de la evolución en materia de tratamientos son moléculas como atezolizumab, que restaura la capacidad del sistema inmune y hace frente a este padecimiento. La adhesión al tratamiento completo brinda un beneficio significativo de sobrevida global para los pacientes con cáncer de pulmón. En el caso de alectinib se ha demostrado que puede detener, retardar o reducir hasta cuatro veces el avance del cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) ALK+ en el sistema nervioso central, órgano donde suele esparcirse la enfermedad.  

El especialista concluyó que las biopsias líquidas, una de las formas con las que se obtiene el perfil genético, permiten realizar un seguimiento no invasivo de la evolución del padecimiento a lo largo del tiempo y ajustar el tratamiento. Esta tecnología brinda una gran cantidad de datos en manos de los médicos, facilitando sus decisiones y permitiéndoles implementar la mejor opción para cada individuo. 

Prevalencia y causas

“Ho se conocen 1.8 millones de muertes en el mundo por cáncer de pulmón al año, pero 25% no están asociadas al tabaquismo, esto es muy importante de mencionar porque sobre todo en México una de las causas que se ven asociadas es la exposición al humo de leña, mujeres que nunca han fumado, pero con estas prácticas se dan diagnósticos tardíos”,, asegura Yolanda Lizbeth Bautista Aragón, médica oncóloga del Instituto Nacional del Instituto Mexicano del Seguro Social.  

Otros factores de cáncer de pulmón conocidos son la exposición a radón, asbesto, algunos agentes ambientales y genéticos, pero el candidato más importante es el tabaco.  

“La información que nosotros buscamos es saber los diferentes biomarcadores que nos permite definir el tipo de tratamiento, las alternativas son diversas, lo que genera un tratamiento personalizado que logra muchas más oportunidades a los pacientes”,asegura.