Untitled Document

La continuidad es el factor más apreciado dentro de una plataforma de moda, es el engranaje que hace que a través de ensayo, error y aciertos vayan conformando una mecánica que se va perfeccionando. Es con este ejercicio que se consolidad los equipos y la sinergia que hace que todo vaya hacia adelante.

En la historia del Mercedes Benz Fashion Week México, que llega a su edición para el otoño- invierno 2012-13 al Infield del Hipódromo de las Américas, varias batallas se han librado en los entretelones de la plataforma, pero de todas ha salido avante generando un resultado que es plausible: el crecimiento profesional de los involucrados en las pasarelas y en los que el reto es con su talento y la calidad de sus apuestas en diseño.

Hoy día, se puede hablar de un foro consolidado, en el que el desafío va más allá de una fiesta de personalidades y en el que, a través de su constancia, permite que los diseñadores que se encuentran entre sus filas, reincidan en la pasarela, por el valor mediático que posee el foro.

Lo cierto es que existen más aciertos que errores y el seguir adelante con nuevos aliados, refrenda su compromiso con un cartel revitalizado con diseñadores que vuelven, talentos nacionales reconocidos, apuestas por noveles en el diseño y sobre todo, con una cobertura que es relevante.

Un buen inicio

Durante la primera jornada se pudieron ver el trabajo de los alumnos de Centro, la apuesta por el talento joven de la reconocida experta Anna Fusoni a través de Concepto T3, los looks de Pink Magnolia, el diseño de Alexia Ulibarri, la maestría de Toni Francesc y los vestidos de David Salomon.

En el trabajo de los alumnos de Centro se presentó una colección pret-a-porter con 24 salidas con looks inspirados en la década de los años 30´s en los albores del uso de la mezclilla y la ropa de trabajo. La conceptualización del trabajo de diseño estuvo basada en un aspecto sustentable.

En la realización de los atuendos se emplearon materiales como la gabardina, el algodón y tejidos, destacando un aspecto versátil en cada uno de ellos para hacer ropa de uso cotidiano.

Con una paleta de color neutra, destacaron acentos que fueron del índigo al negro, pasando por el gris, tonos cobrizos y el crudo.

BAJO TUTELA

El mundo de la moda mexicana tiene un factor común que lo ha movido y se trata de Anna Fusoni. Ahora, la experta reunió a Laura Carrillo Chabe y a Samuel Girón en Concepto T3 en una pasarela que destacó por el contraste en diseño a través de ocho looks por cada uno de ellos.

Chabe mostró su melancolía en piezas en los que las texturas dieron forma a siluetas holgadas en la que una paleta de color dio vida al negro, gris y menta, logrando el matiz estético en una colección afortunada. Samuel Girón presentó Ismosis una serie de prendas con grandes volúmenes que resultó de gran impacto visual.

SINCRONÍA TEMÁTICA

Llegó el momento de Pink Magnolia, una serie de prendas en los que un aire de ingenuidad impregnó la pasarela de coquetería. Con Madeline Rocks veinte looks recrearon siluetas en las que Paola Wong apostó por cortes altos, faldas en corte A, entubado y prendas inspiradas en la década de los 50´s. Sin duda, un trabajo en solitario plausible para la diseñadora.

DESAFÍO CONCEPTUAL

Y llegó el momento de Alexia Ulibarri, quien superó el reto de agradar a conocedores. A través de fruncidos, drapeados y deshilachados, veinte salidas exhibieron piezas oversize con siluetas rígidas.

Cell Conscious estuvo llena de detalles que lo mismo mostraban un estilo femenino y a la vez romántico sin dejar de lado lo conceptual, hilo conductor de la colección.

Matizada por tonalidades malvas y vinos, la creativa usó texturas tales como tafetas, encajes, seda, chiffon y lana.

EL ARTE DE SABER HACER

La maestría de la complejidad se vuelve arte en las siluetas de Toni Francesc. No en balde es uno de los favoritos de la crítica especializada. El catalán recreó su colección Aeternus en 25 piezas en las que la estética estuvo cobijada en una composición singular en looks melancólicos acorde a una visión intimista del talentoso diseñador.

En la colección, los volúmenes mostraron acentos vintage y referencias militares que lograron darle un aire sofisticado a prendas por demás femeninas en las que los tonos grises, plomo, rosa ahumado y niebla concretaron una composición singular, que lo mismo permitió la experimentación y conjunción de texturas diversas, pero que impregnaron de detalles la antología de Francesc.

Por otra parte, el cierre de la jornada del lunes 26 de marzo, lo tuvo el diseñador David Salomon, con su colección intitulada Misteria en la que se enfatiza la silueta femenina a través de 20 salidas en tonalidades violeta, magenta y marfil.

Así, con un día de contrastes, el motor de arranque del Mercedes Benz Fashion Week México en su edición otoño-invierno 2012-13, fue el concepto que dio forma a cada colección.

Sigue nuestra cobertura del Mercedes Benz Fashion Week 2012

Galería: Moda y estilo sobre la pasarela

**Roberto Yáñez es el Editor de Vida y Estilo en Mundo52

APR