La película La forma del agua, del director Guillermo del Toro, ganó la noche del pasado sábado el premio al Mejor Filme del año otorgado por el Gremio de Productores de Estados Unidos (PGA).

En una ceremonia celebrada en Beverly Hills, que no fue televisada, la cinta dirigida y coproducida por del Toro se impuso a películas como Lady Bird, The Post, Call Me by your Name, Dunkirk y Wonder Woman.

El director mexicano estuvo ausente de la ceremonia, debido a que viajó a México para estar al lado de su padre, quien se encuentra enfermo. En su lugar, el actor Richard Jenkins, quien da vida a Giles, el mejor amigo de la protagonista de La forma del agua, leyó un mensaje del director.

“Me gustaría pedirles a todos ustedes que me permitan dedicarle un pequeño momento y los honores de esta noche tanto a mi padre como a mi madre, a quienes ofrezco mi infinita gratitud”, aseveró Jenkins a nombre del director mexicano.

Dijo que quería hacerlo como su padre, quien también dedicaba un momento de la noche a sus hijos, para que “puedan ser libres de buscar sus sueños y para que estén a mi lado cuando desfallezca”.

Los premios PGA son considerados como una antesala de los Óscar, debido a que la mayoría de las veces los galardones para la Mejor Película del año son los mismos.

Los reconocimientos de la PGA y los Óscar a la Mejor Película del año difirieron en los dos años previos, pero fueron los mismos en los ocho años anteriores.

Otras producciones premiadas la noche del sábado fueron Coco, como Mejor Filme de Animación, que venció a Mi villano favorito 3 y Un jefe en pañales; así como Jane en la categoría de Documental.

La forma del agua nos cuenta un romance fuera de la común: entre Elisa (una mujer muda) y una criatura acuática que bien podría ser un dios.

Al laboratorio en donde Elisa trabaja limpiando pisos llega esta criatura, con la que poco a poco establecerá empatía y un profundo lazo de amor, al punto de poner su seguridad en riesgo, con tal de salvar a su amado.

Del Toro se coronó como Mejor Director en la última entrega de los Globos de Oro por esta cinta y se prevé que mañana, 23 de enero, obtenga varias nominaciones para los Premios de la Academia, entre las que destacarían: Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actriz; este último para Sally Hawkins, quien da vida a Elisa, la princesa sin voz.