Este miércoles, en el Palacio de Bellas Artes, se instalará el Consejo de Diplomacia Cultura y se firmará un convenio de colaboración entre la Secretaría de Cultura (SC) y la cancillería mexicana, con el propósito de “rearticular conjuntamente la política nacional de promoción y presencia cultural de México en el mundo”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador encomendó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), al comienzo de este año, tareas que antes no tenía: “la tarea cultural de la cancillería estaba minimizada a la cooperación”; con este nuevo gobierno, además de sus funciones históricas, suma ahora la de coordinar las acciones de promoción económica, turística, cultural y científica de México en el exterior, que desarrollan las distintas dependencias del gobierno federal, incluida la propia cancillería.

De allí que el pasado mes de abril, el canciller Ebrard firmó el convenio en materia de promoción turística con el titular del ramo, Miguel Torruco Marqués; y este miércoles lo hará con la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, para la promoción cultural.

“Por primera vez en la historia reciente del país, las dos secretarías que tienen la responsabilidad de promover y acrecentar la presencia cultural de México en el mundo hacen sinergia y firman un acuerdo de colaboración y entendimiento histórico y trascendente”, señala Enrique Márquez, director ejecutivo de Diplomacia Cultural de la SRE, la víspera de la instalación del Consejo de Diplomacia Cultural.

Explica que es interés del canciller avanzar en esta encomienda presidencial y fortalecer la coordinación entre ambas dependencias, por lo que será un consejo con una presidencia bicéfala, cuya titularidad ejercerán la secretaria Frausto y Marcelo Ebrard, y participarán, como consejeros honorarios, una veintena de personalidades provenientes de la academia, la diplomacia y la gestión cultural y de las múltiples parcelas culturales como música, danza, teatro, cine, fotografía, gastronomía, artes plásticas, literatura, arquitectura y diseño.

Enrique Márquez detalla la génesis y los alcances de este proceso: “Durante la  transición, varios especialistas, grupos experimentados, académicos, se acercaron al gobierno electo y propusieron que hubiera un cambio  en la manera y en la intensidad en la que se promueve la política cultural de México hacia el mundo, es entonces que se incorpora la propuesta de una diplomacia cultural que dejara atrás la vieja estrategia y rearticulara un nuevo modelo, teniendo  a la cultura como eje transformador y tarea fundamental de la diplomacia; la propia secretaria Frausto y el canciller, en su momento, recibieron propuestas en este sentido, y finalmente ambos deciden darle un gran impulso a este nuevo modelo”, precisa.

"Una de las primeras acciones que emprende el canciller Ebrard es la creación de una Dirección Ejecutiva de Diplomacia Cultural, para que la tarea cultural de la cancillería no estuviera relegada sólo a la cooperación, como estuvo en los dos últimos sexenios, y, por otro lado, propone mecanismos de colaboración con distintas dependencias para volver más efectiva la promoción de México en el mundo, de ahí proviene la idea de conformar este consejo”, añade el funcionario.

En el Consejo de Diplomacia Cultural participarán Lourdes Arizpe, Patricia Arriaga, Sabina Berman, Sari Bermúdez, Juan José Bremer, Gabriela Cámara, Elisa Carrillo, Ernesto Contreras, Alondra de la Parra, Manuel Felguérez, Horacio Franco, Daniel Garza, Silvia Giorguli, Margo Glantz, Magos Herrera, Patricio Hidalgo, Rafael Lozano-Hemmer, Enrique Norten, Jorge Sánchez Cordero y Laureana Toledo

Finalmente, el director de Diplomacia Cultural de la SRE, adelantó a El Economista que próximamente se celebrará en Tegucigalpa, Honduras, una segunda reunión regional con los embajadores y agregados culturales mexicanos en Centroamérica, similar a la que se celebró en París el pasado 24 de abril, para definir la estrategia de la promoción cultural de México en esa región.

[email protected]