En el marco del 70 Aniversario de la liberacón del campo de concentración Nazi, sobrevivientes y grandes dignatarios se reunieron en Auschwitz para honrar a las víctimas y hacer sonar la alarma como una muestra de antisemitismo.