Laura Bozzo, conductora de Televisa dijo que pidió a los productores una pausa para renovar el formato de su programa, y dijo que acaba de renovar contrato con la televisora ante la información de una presunta salida.

NOTICIA: Bozzo niega haber montado teledrama en Guerrero

La conductora peruana dijo que estará en Televisa "hasta el último día de mi vida, me sacarán muerta, en féretro, en mis cenizas, yo nunca me voy a ir, es mi casa, es mi canal, los ejecutivos son mi familia". Abundó "mi matrimonio con Televisa es por la iglesia y hasta que la muerte nos separe".

La conductora dijo en entrevista para Radio Fórmula que su programa deberá adecuarse a la audiencia y que haya una interacción directa con la gente. La presentadora reconoció que el programa que lleva encabezando hace 20 años, cuatro de los cuales en Televisa, precisa ser renovado, pero advirtió: "La gente más humilde nunca va a dejar de ser el centro".

NOTICIA: Señorita Laura quiere entrevistar a asesina serial

Bozzo dijo que la pausa será a partir del 31 de diciembre del 2015, pero no aseguró cuánto durará la pausa.

Bozzo, de 64 años, famosa por hacer pasar a sus invitados al grito de "¡Qué pase el desgraciado!" dijo en la entrevista que este cambio no es una victoria para la diputada del PRD Verónica Juárez y toda la gente que la ha criticado. "Obviamente no ha habido ningún tipo de injerencia porque Televisa es un canal donde la democracia y el respeto a los derechos humanos siempre ha sido así".

NOTICIA: Programa de Laura Bozzo agravia a menores: PRD

Ante los rumores que aventuraban que la presentadora dejaría Televisa, el canal emitió un comunicado confirmando el cambio de formato del programa y Bozzo fue tajante y dijo que seguirá con la mayor cadena en habla hispana hasta el último día de su vida.

La peruana ha estado involucrada en varios escándalos en su propio país y en México, donde en julio la secretaría de Gobernación llegó a estudiar la petición de una diputada de izquierdas que pedía que se la expulsara del país y se cancelara su programa por considerarlo amarillista y violador de los derechos de los niños.

Dos meses antes, se había criticado a la peruana porque mandó su equipo de abogados a defender a la familia de un niño de 6 años de Ciudad Juárez que fue asesinado por otros menores en un supuesto juego, presuntamente a cambio de tener la exclusiva del caso en su programa.

En septiembre de 2013, Bozzo también recibió reproches por haber usado un helicóptero gubernamental para supuestamente ayudar a los damnificados de dos poderosos huracanes en Guerrero (sur).

Bozzo llegó a México en 2009 después de que en Perú se le acusó penalmente de haber recibido recursos del gobierno del ex presidente Alberto Fujimori.

Con información de AFP y Radio Fórmula

rarl