Hace poco más de 10 años, la empresa Oblong ofreció una respuesta a Steven Spielberg a la pregunta ¿Cómo serán las computadoras dentro de 50 años?

Esa respuesta la pudimos ver todos en la película Minority Report (Sentencia previa, la cinta del 2002 estelarizada por Tom Cruise y basada en un cuento de Philip K. Dick). De entonces a la fecha, Oblong ha seguido trabajando en lo que llamaron gestural computer.

Nuestra misión es cambiar la forma cómo se usan las computadoras , comentó John Underkoffler en su visita en noviembre a la Ciudad de las Ideas.

Las interfaces que ustedes están usando, el teclado, el ratón, tienen ya 30 años de existencia. La gente se emociona mucho con las pantallas táctiles porque creen que es una interfaz que hace más cosas que las anteriores, pero no es cierto, hacen menos.

Lo que tenemos que hacer es que las computadoras entiendan el mundo real, que puedas señalar y moverte con naturalidad y ellas lo entiendan.

Como todos nos movemos y hacemos gestos en el mundo real, si las computadoras lo entienden, entonces todos podemos ser expertos en usarlas , comenta Underkoffler.

Oblong pasó meses elaborando el concepto de gestural computer (computación gestual) para Minority Report y ahora, después de 10 años, ya no es parte de la ciencia ficción.

Fuera de la pantalla

En Oblong entrenaron a Cruise y Colin Farrell para que se pararan ante unas pantallas gigantes e hicieran gestos como de director de orquesta. Pero para llegar al mundo real y actual, la estrategia es otra (más parecida a la que la misma compañía hizo para Ironman).

La gente tiene ahora todo tipo de aparatos, la idea es que la información se pueda mover de la pantalla de uno a la de otro.

Ahora pensamos en términos de dispositivos, pero uno tiene unas aplicaciones y otro tiene otras, la información y el trabajo se quedan en los límites del aparato. Nosotros hemos diseñado el sistema operativo G-Speak, que permite que múltiples dispositivos trabajen en conjunto.

Lo más importante es que permite el trabajo en colaboración de varias personas. Actualmente, las computadoras, tabletas y teléfonos son para una sola persona a la vez. En el mundo real, la gente se junta y colabora, queremos que las computadoras ayuden en eso .

Oblong lanzó a finales del 2012 el sistema Mezzanine, que es para conferencias o juntas, convierte las pantallas que haya en un área de trabajo común, donde unos llevan tabletas, otros teléfonos o laptops, pero todos pueden compartir información y colaborar.

Ya hay grandes compañías que usan Mezzanine, esperamos que para finales del 2013 sean cientos .

Finalmente, Underkoffler menciona que es importante hacerlo muy barato, porque nuestra misión real es ayudar a que la computadora se convierta en una extensión de las personas .

[email protected]