Luego de 90 años de prohibición, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó este miércoles los primeros 38 productos con derivados de cannabis, que consisten en 21 suplementos alimenticios, nueve cosméticos, seis alimentos y dos de materia prima.

El comisionado Julio Sánchez y Tépoz dijo que la Cofepris ha recibido, hasta el momento, 43 solicitudes de autorización, de las cuales 38 cumplen con la totalidad de los lineamientos y no superan 1% de THC. Apuntó, en este tema, que ningún producto aprobado de este tipo para comercializar y consumir en México superan 1% de THC ni tienen efectos psicoactivos, e incluso algunos presentan 0 por ciento.

Asimismo, estos productos estarán disponibles en el país a partir de las siguientes cinco semanas, de acuerdo con la Cofepris.

Julio Sánchez y Tépoz recordó que el pasado 30 de octubre, fecha en que se emitieron los lineamientos para uso médico, científico e industrial de la planta, fue la fecha inicial para presentar las solicitudes, las cuales serán atendidas en un lapso de 10 días hábiles.

Endo Natura, Farmacias Magistrales, CBD Life, CBD Science, Med Mex, Finat México y Aceites Orgánicos de América son las siete empresas, de capital mexicano, estadounidense y español que recibieron los permisos.

El funcionario aclaró que podrá haber productos autorizados con THC cuando las empresas tengan una licencia para la comercialización y preparación de estupefacientes y psicotrópicos. En este caso, Farmacias Magistrales es la primera —y hasta ahora única— empresa con esta autorización.

Indicó además que las empresas que pretendan obtener autorizaciones deberán cumplir requisitos muy estrictos en materia de control sanitario del cannabis, como es el caso de certificados analíticos de sus productos.

Por otra parte, destacó que con esta liberación se abre una oportunidad de negocio para las empresas mexicanas y el mercado del cannabis en general. En este sentido, refirió que, de acuerdo con la Cofepris, se estima que para el 2021 el valor de este mercado alcanzará más de 31,000 millones de dólares, con una concentración de 80% del mercado en América del Norte.

Indicó que existe ya una regulación robusta, aunque dados los usos que tendrá el cannabis, enfatizó que hay que tener claridad acerca del marco regulatorio que se va a implementar. “La regulación debe basarse en la salud pública y la prevención de enfermedades”, dijo.

Sin embargo, reconoció que es positivo que ya haya en el Senado una iniciativa para regular, principalmente, el uso lúdico de la marihuana, en referencia a la presentada por Olga Sánchez Cordero. “Es mucho mejor una regulación adecuada; que se evalúe el riesgo de consumir cannabis de manera lúdica, es un gran acierto”, agregó.

Inician campañas

A la par, el comisionado también anunció que empezarán campañas de concientización para informar sobre el uso apropiado de estos productos, principalmente en redes sociales.

Informarán sobre los efectos de la planta en la salud, sobre todo en niños, y darán datos científicos y médicos acerca del cannabis.

Este proceso de apertura, advirtió, tiene que estar acompañado por campañas de prevención, pues la publicidad relacionada con estos productos “no significa una invitación al consumo del cannabis para uso recreativo” y, por el contrario, hay preocupaciones de salud en la materia.

Los productos regulados no “ponen”

La idea del consumo de la marihuana está cambiando. Desde el prohibicionismo, que definió la cosmovisión y acción en el marco legal, judicial y de consumo por generaciones, hasta el día de hoy que avanza con la liberación de permisos de comercialización sin receta de productos farmacéuticos, alimenticios y cosméticos que tienen la particularidad de ser derivados de la cannabis. De los 38 productos que ayer obtuvieron permiso para la importación y exportación en territorio mexicano, seis son considerados alimentos, como son el té negro, limonadas - los dos anteriores con o sin endulzante- y la bebida preparada High Rocket que son fabricados por la empresa norteamericana CBD Life.

Y aunque en el mercado podemos encontrar los mismos productos sin las propiedades de la mariguana, estas bebidas contienen Cannabidol (CBD) esencia de la cannabis que no tiene efectos psicoactivos en el cuerpo y que, en cambio, puede ayudar a conciliar el sueño y como analgésico.

En el uso cosmético también habrá innovación con propiedades de la mariguana, como el de-sodorante en roll-on de la empresa de capital estadounidense Aceites Orgánicos de América que contiene al menos 83.16 miligramos de CBD y que tiene la bondad de ser analgésico después de la depilación.

De los productos que fueron aprobados para consumo de los mexicanos, solamente uno contiene tetrahidrocannabinol (THC), componente psicoactivo, se trata del suplemento alimenticio Endo Natura Labs, cápsulas de Omega 3, que además de contener el ácido graso, que ayuda con la buena memoria y a regularizar problemas cardíacos, también tiene 1 miligramo de THC por cápsula.

Según el titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) Julio Sánchez y Tépoz, “en ambientes regulatorios y países en donde no ha sido legalizada la cannabis no se sabe qué es el CBD, no se sabe qué es el THC, no se sabe respecto a las otras decenas de cannabinoides contenidos en la planta, por tanto es muy importante que comencemos a trabajar en comunicación efectiva sobre el tema”.

Por lo que para concientización de los mexicanos habrá campañas informativas sobre los usos apropiados de estos productos derivados de la cannabis y que saldrán al mercado en los días subsecuentes al anuncio hecho por la Cofepris. (Con información de Samantha Nolasco)