A pesar de que el crecimiento del sector se ha reducido en los últimos años y la gente ha dejado de gastar en pan, el negocio sigue siendo uno de los más rentables en el país: