La compositora mexicana Gabriela Ortiz presentó la noche del lunes en la Sociedad de las Américas de Nueva York su pieza Baalkah , considerada una de las más importantes de su repertorio y que está en vías de integrarse al canon de la música académica de América Latina, de acuerdo con la crítica.

Hay gente que me ha dicho que es mi mejor pieza.

Es una pieza complicada, compleja. Yo invitaría al público a que la escuche más .

Una audición es apenas una entrada a este mundo sonoro. Pero la decisión está en el público. Es muy difícil que yo lo pueda decir , afirmó Ortiz en entrevista con Notimex.

Baalkah fue, además, presentada el fin de semana en el festival Composers Now (compositores ahora), en el Symphony Space de Nueva York, una reunión de algunos de los más importantes creadores musicales contemporáneos en el mundo, y en la que Ortiz fue la única representante de América Latina.

‘Baalkah’ es una de las primeras piezas que hice para voz. Entonces, uno de los retos era trabajar con la voz y combinarla con un cuarteto de cuerdas. No hay mucho repertorio en ese sentido, y en América Latina es muy poco , explicó Ortiz.

COSMOS MAYA

El nombre de la pieza significa mundo o cosmos en maya, y está inspirada en la cosmogonía de esta cultura, que dividía el universo en cuatro puntos cardinales, cada uno de los cuales alojaba un inmenso árbol que sostenía al cielo y que tenía sus particulares características, asociadas con colores y estados de ánimo.

La obra se divide así en cinco secciones, cuatro puntos cardinales y un centro (como era la visión cósmica de los pueblos precolombinos), con una partitura para voz en maya, basada en el Chilam Balam, un libro del siglo XVII que rescata siglos de historia y sabiduría de esta milenaria cultura mesoamericana.

El otro reto era trabajar con una lengua indígena. Traté primero con el náhuatl, que es muy difícil de pronunciar, y pensé que sería un fracaso.

Y luego me decidí por el maya, que es un poco más fácil, y es más interesante a nivel de sonidos , indicó la compositora Gabriela Ortiz, hija de los fundadores del grupo de música latinoamericana Los folkloristas.

INTÉRPRETES, DE KRONOS A INDIANA

La obra fue creada en el 2000 a partir de que se la comisionara el prestigioso y popular Cuarteto Kronos, que la estrenó en el Lincoln Center de Nueva York y la ejecutó en varios de los foros más importantes del mundo, como el Barbican Centre de Londres.

Más tarde, Ortiz grabó la pieza con el Cuarteto Latinoamericano y luego la obra ha tomado vida propia , como ella consideró, y ha comenzado a ubicarse como una de las principales referencias de la música académica contemporánea producida en América Latina.

La noche del lunes, la pieza fue ejecutada por músicos de la Universidad de Indiana, acompañados por la soprano Sharon Harms, en una velada titulada Cosmología americana: un concierto de obras americanas sobre el cielo y el cosmos, en que también fue interpretada Astral , del compositor estadunidense David Dzubay.

Carmen Helena Téllez, directora del Centro de música latinoamericana de la Universidad de Indiana, opinó que Ortiz es una de las grandes compositoras de América, y que se ha dado a conocer porque mantiene una postura de autenticidad con su cultura .