El reloj marcaba las 9 con 58 minutos. El cielo se teñía de un color gris. En el aire se apreciaba una tranquilidad envolvente. Un olor a petricor (el olor a tierra mojada) predominaba en el lugar, debido a que señores regaban con mangueras el pasto de los alrededores. Seguía el camino; mi destino: entrar al Panteón Civil de Dolores.

La entrada tiene una puerta tétrica y muy panteonesca, con ladrillos grises y acabados muy añosos. Tumbas por todos lados, las hay grandes, pequeñas y hasta compartidas. La gran mayoría descuidadas y ya muy viejas.

A los alrededores, se apreciaban un par de familias llevando flores a sus difuntos, limpiando sus tumbas y conviviendo un poco con ellos. Seguí en el largo pasillo que cruza por en medio del panteón y llegué a la Rotonda de las Personas Ilustres, un espacio creado en 1872. En ella se localizan los restos mortuorios de aquellas personas que realizaron importantes contribuciones para el engrandecimiento de México. En particular, los héroes nacionales y aquellos mexicanos que han destacado en sus acciones al servicio de la Nación en el ámbito militar, científico, cívico o cultural.

El magistral muralista mexicano

En el centro de la rotonda se puede ver a un gran grupo de personas. Todos reunidos por un motivo, el homenaje luctuoso por los 42 años del fallecimiento del magistral muralista David Alfaro Siqueiros.

Todos vestidos con colores oscuros y sobrios, se aproximaron al pie de la escultura realizada por Armando Ortega inspirada en la reconocida obra Prometeo, de Siqueiros.

Pasadas las 10, David Constantino Rodríguez Ochoa Siqueiros, bisnieto del muralista; Xóchitl Gálvez Ruiz, jefa delegacional en Miguel Hidalgo, y Magdalena Zavala, coordinadora nacional de Artes Visuales, escucharon las sentidas y honorables palabras en memoria al gran artista de Xavier Guzmán Urbiola, subdirector general de Patrimonio Artístico Inmueble del INBA. Ello ambientado con música de violonchelo.

Su aniversario luctuoso número 42 nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre su obra y ciertos momentos que caracterizaron su apasionante vida, entre los que destacan aquéllos en los que expresó su amor por México y su solidaridad con las causas que buscaron una sociedad próspera, más justa y equitativa , mencionó Urbiola.

El viento movía los árboles y las plantas cercanas de un lado a otro. El ambiente se notaba un tanto melancólico. Siguió con un corto y directo discurso la jefa delegacional, quien externó su gran honor por participar en dicho homenaje, así como su admiración por el artista.

La primera guardia llegó. Los asistentes en el pódium se dispusieron a rodear la tumba de Siqueiros y hacer la tradicional guardia, estando así por 5 minutos, seguidos de miembros diplomáticos; la familia Suárez, dueños del Polyforum; miembros de la Sala de Arte Siqueiros, entre otros.

La gente debe entender que el mural de Siqueiros se tiene que tomar como la octava maravilla del mundo , murmuraban expertos de arte mientras caminaban frente a la guardia.

José de Jesús Alfaro Siqueiros, más conocido como David Alfaro Siqueiros, es considerado uno de los tres grandes exponentes del muralismo mexicano junto con Diego Rivera y José Clemente Orozco. Su estilo es único, dicen los expertos.