Millones de estadounidenses se congregaron en una ruta estrecha que se extiende desde Oregón hasta Carolina del Sur para ver a la Luna bloquear al Sol del mediodía del lunes en el primer eclipse solar total que recorre el país de costa a costa en 99 años.