La Asociación Mexicana para la Correcta Hidratación AC, Agua en México realizó de manera simultánea dos estudios de la calidad del agua que ofrecen los negocios de purificación de agua, mejor conocidos como rellenadoras en la Ciudad de México y en Guadalajara, Jalisco, y encontraron que estos establecimientos no cumplen con la norma sanitaria que los rige.

Hay que resaltar que el agua purificada para consumo humano se encuentra descrita y regulada bajo “NOM-201-SSA1-2015, Productos y servicios. Agua y hielo para consumo humano, envasados y a granel”, misma que establece los límites permisibles que debe mantener el agua purificada para garantizar su calidad y evitar daños a la salud.

En la Ciudad de México se analizó el agua procedente de 40 rellenadoras, cuyos resultados arrojaron que el 62.5% de las muestras sobrepasaron los límites establecidos de coliformes totales. Asimismo, el 27.5% de las tomas analizadas no cumplieron con los límites de nitratos.

Por otra parte, en Guadalajara se tomó en cuenta a 30 rellenadoras para analizar el agua que vendían. Los resultados son similares a los de la capital: 66.67% de las muestras contenían coliformes totales; 6.67% sobrepasaron los límites de fluoruros y el 10% presentó exceso de nitratos.

Como antecedente, en 2019, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) publicó un estudio en el que se determinó que el 51.4% del agua analizada contenía coliformes totales, que proliferan en materia fecal. Lo anterior significa que, en los últimos tres años, la calidad del agua que comercializan para consumo humano estos establecimientos se ha deteriorado significativamente, lo que pone en riesgo de contraer diversas enfermedades a quienes la consumen.

El presidente y vocero de Agua en México, Juan Francisco Bustamante Ruiz Sánchez, dijo que “las rellenadoras, en la mayoría de los casos, no contemplan todas las variables de tratamiento ni llevan a cabo las mejores prácticas en el tratamiento y en la gestión del producto, eso crea un riesgo para la población al ser un posible foco de enfermedades que afecten su salud y la de los demás”.

Suma de esfuerzos

Agua en México reconoció el trabajo de diversos actores sociales y gubernamentales, entre ellos, los grupos parlamentarios de nuestro país, a favor del acceso al agua de calidad para las familias mexicanas. Un primer ejemplo de ello, es el punto de acuerdo, aprobado por unanimidad el 25 de agosto del año en curso, promovido por el senador José Ramón Enríquez Herrera del grupo parlamentario de Morena, presentado ante la mesa directiva de la Comisión Permanente, en el que se solicitó a la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) fortalecer, inspeccionar y vigilar la calidad del agua en aquellos establecimientos que se dedican a la purificación, embotellamiento y comercialización de agua, a fin de eliminar los riesgos potenciales en el consumo para la salud los consumidores.

Otro esfuerzo que celebraron es el que está impulsando el senador Manuel Añorve Baños, del grupo parlamentario del PRI, quien promueve un punto de acuerdo por el que se exhorta al gobierno federal a revisar y, en su caso, actualizar las normas oficiales mexicanas en materia de agua potable.

“Para Agua en México el cuidado y acceso al agua de calidad es una acción de corresponsabilidad donde la ciudadanía, el gobierno, las empresas, medios de comunicación, así como los diversos actores que integran el Estado deben estar presentes”, señaló Bustamante Ruiz Sánchez.

kg