En Mocorito, Sinaloa, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó la Estrategia Nacional de Lectura, con la cual busca bajar el precio de los libros y fomentar el hábito desde las escuelas.

El primer mandatario admitió que antes de la cultura, los mexicanos requieren tener resueltas sus necesidades básicas de alimentación, salud y bienestar. “Esa es una concepción, es decir: ‘Lo primero es que haya comida. Lo primero es que tengamos dónde vivir, cómo vestirnos, primero lo material’.

Sin embargo, consideró que se deben fomentar valores familiares. “Que la felicidad no solo es acumular bienes materiales, dinero, fama, títulos. La verdadera felicidad es estar bien con uno mismo, estar bien con nuestra conciencia y estar bien con el prójimo, esa es la verdadera felicidad. No el lujo barato, la ropa de marca, las alhajas, la troca, eso es efímero. Por eso es muy importante el fortalecimiento de los valores”, dijo.

“Acabamos también de editar una Cartilla Moral que se va a distribuir, que escribió Alfonso Reyes, para que se fortalezcan los valores que ya existen en nuestras familias, en nuestra sociedad”, añadió.

Acompañado por el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, el Presidente aseveró que su gobierno buscar crear “bienestar material y buscar también, al mismo tiempo, el bienestar del alma. Y por eso es que estamos promoviendo la lectura, porque necesitamos fortalecer valores culturales, morales, espirituales. No sólo de pan vive el hombre”.

Eduardo Villegas Megías, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México, aseguró que la estrategia implica articular tres factores. Primero, generar en la infancia y la adolescencia la comprensión de los textos en el ámbito escolar, desde la interpretación de las ideas hasta el análisis de las ideas complejas.

El segundo, que las obras se encuentren a la mano y a costos asequibles; y que la estancia en la biblioteca no esté asociada al aburrimiento. En tercer lugar, dijo, se lanzará una campaña para fomentar el hábito de la lectura.

“Un México donde la lectura sea una actividad común y cotidiana; en el que no sólo las bibliotecas estén llenas, sino con parques, cafés y salas de espera donde la gente lleve un libro en la mano. Un México reflexivo, inteligente y crítico hacia su pasado, su presente y su futuro”, apuntó.

El gerente editorial del Fondo de Cultura Económica (FCE), Francisco Ignacio Taibo Mahojo (Taibo II), aseguró que la estrategia nacional de lectura busca hacer de México una “República de lectores”. Añadió que “vamos a hacer libros baratísimos, vamos a reglar libros. Y no sólo eso: vamos a forzar a que el conjunto de la industria editorial baje sus precios, coeditando con ellos, sustituyendo importaciones”.

En el evento se repartió el libro Las Caballerías de la Revolución de Rafael Buelna. Taibo II aseguró que la educación en las escuelas debe impulsar un proceso potente de lectura y comprensión, pero sobre todo hacer un placer la lectura. Estimó que en las escuelas se deben fomentar “clubs” de lectura e indicó que el FCE lanzará a la venta una colección denominada “Viento del Pueblo” con costo de 10 a 15 pesos por libro.

Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente López Obrador, afirmó que “un libro puede ser un camino para ser mejores personas, mejores mexicanos: la lectura despierta la conciencia y la imaginación; nos invita a reflexionar a sentir; nos hace gozar, nos hace recordar o llorar”.

Invitó a los ciudadanos a la lectura, pues dijo que “nadie que está leyendo está pegando, pateando o agrediendo a alguien.  Lean, lean todo lo que puedan: novela, poesía, cuento, ensayo, un periódico, un libro de texto, el libro que sea es un compañero, es un cómplice”.

[email protected]