¿Qué es lo que piensa la ciudadanía acerca de los retos que tenemos como país?, ¿Los mexicanos perciben respuestas en la ciencia y la tecnología? Justo para responder estas preguntas es que a partir de hoy se abre la consulta para la Agenda Ciudadana en Iberoamérica de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI).

Se trata de una convocatoria a través de un trabajo colegiado de instituciones y organizaciones que integran el Foro Consultivo Científico y Tecnológico. Desde la plataforma de computo (agendaiberoamericana.org/mexico), la cual contiene información sobre distintos retos en el país, se le pide a la ciudadanía que se manifieste en orden de importancia.

En el pasado fueron diez rubros, hoy son ocho y cada uno de ellos tiene tres temas adicionales, en total serían 24 retos a consideración de la ciudadanía, “Esto será fundamental para la política educativa y de CTI”, explicó Salvador Jara Guerrero.

Y agregó que el ejercicio de la Agenda Ciudadana va más allá de tratar de ver qué piensa la población. “En realidad es una gran oportunidad de contrastar lo que dicen los expertos con lo que piensa la ciudadanía, es un ejercicio sencillo, pero importante para reconocer las necesidades de México”. Además, “la academia debe estar sensible y receptiva a lo que la gente opina y que la gente sepa qué hace la academia”.

Dijo que hoy quizá el reto más importante será modificar nuestros patrones de conducta y de desarrollo, “aunque México tiene excelentes científicos, requerimos más”. Además, dijo que este ejercicio dará un indicador muy importante sobre la educación científica y tecnológica de la población y así tener información y ajustar políticas educativas que fomenten estas áreas.

Resultados del primer ejercicio

En este sentido, José Franco, Coordinador del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, explicó que ésta es la segunda ocasión en que se realiza este ejercicio.

La primera edición de la agenda ciudadana fue hace cinco años, donde se obtuvo la participación de 150,000 personas, “estos resultados sirvieron para generar una serie de políticas públicas que son importantes. En primera instancia, el Senado de la República y la Cámara de Diputados, tomaron los resultados de la agenda ciudadana, posteriormente el nuevo gobierno de México lo tomó como uno de los insumos para el Plan Nacional de

Desarrollo y finalmente Conacyt tomó los resultados para hacer el Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación (PECiTI)”

“Consideramos que el impacto de la agenda fue muy bueno, pero por ser el primer ejercicio de comunicación de la ciencia enfocado en recibir el sentir de la ciudadanía para ponerlo en la agenda de CTI del país; pensamos que no tuvo el impacto que debía de tener dada la importancia que está teniendo en el mundo actual el tener conocimiento a disposición de toda la ciudadanía para tomar decisiones bien informadas”, dijo el doctor Franco.

Y agregó “a pesar de que la agenda es Iberoamericana, el grupo de científicos aún no está seguro de que se pueda dar con la participación de distintos países, pues se requiere de mucho trabajo y cierta madurez para llevarla a cabo. “El trabajo, desde la primera edición ha sido a través de instituciones hermanas que han asumido la responsabilidad de generar la información que tiene cada uno de los retos”.

Parte de un compromiso internacional

Por su parte Jaime Valls Esponda Secretario General Ejecutivo de la ANUIES explicó que la Agenda Ciudadana es una tarea y un compromiso que el gobierno acordó en la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado.

“La importancia de que la Agenda Ciudadana recoja las metas de varios objetivos de desarrollo sostenible y los clarifique en los ocho temas globales y los retos que conforman la agenda iberoamericana, es incluso un ejercicio para empatar esfuerzos con lo que los distintos países que comprende Iberoamérica están tratando de atender… Viene la siguiente cumbre en Guatemala el próximo año, y este trabajo será también un referente para los distintos jefes de estado y de gobierno que participarán”.

Dijo que a nivel internacional, los ojos adicionalmente estarán puestos en México, pues aunque la iniciativa fue de toda la región, nuestro país ahorita lleva el inicio de este trabajo que será referente para los demás países; “México va a jugar un rol muy significativo en lo que pueda servir para propuestas comunes, aunque no son fórmulas que se comparten, son experiencias de utilidad”.

Por último, convocó a las instituciones de educación superior del país a través de su comunidad, profesores, investigadores, estudiantes y personal administrativo, a involucrarse proactivamente en esta consulta nacional.

De acuerdo al grupo de investigadores que trabajaron en la creación de esta agenda los aspectos a evaluar son: Energía, Seguridad Alimentaria, Agua, Sociedad Digital, Cambio Climático, Salud, Educación y Envejecimiento.

Cada uno de estos aspectos con tres retos específicos, estos se pueden conocer luego de explorar la página virtual, por ejemplo, hablando de energía los subtemas serían: 

1. Tener energía eléctrica en todos los hogares del país

2. Que se utilicen energías renovables

3. Controlar las emisiones contaminantes provocadas por la industria y el transporte público.

nelly.toche@eleconomista.mx