Crear experiencias, mejorar los alimentos, adaptarse a las nuevas tecnologías y hacer más flexibles los espacios donde se sesiona, son algunas de las tendencias que están marcando, desde ahora, el porvenir de la industria de reuniones, expuso el CEO de la International Association of Conference Centers (IACC), Mark Cooper.

En el marco de su participación en la primera edición de ibtm Americas, evento especializado en el sector que se llevó a cabo en el Centro Citibanamex de la Ciudad de México, presentó el estudio “El futuro de las reuniones”.

Enfocado en los resultados obtenidos en el mercado latinoamericano, destacó que 92% de los encuestados considera muy importante generar experiencias que hagan memorable un evento, lo cual resulta 12% mayor al interés mostrado por otras regiones.

Cooper indicó que, para ello, se necesitan mejorar o transformar algunos aspectos relacionados con los venues o espacios para sesionar, los alimentos y lugares donde se ofrecen, así como las tecnologías y la forma en que se usan. Puntos que —aseguró— han sido considerados dentro del mencionado estudio.

Sobre los lugares para sesionar

El CEO advirtió que a los hoteles les hace falta mayor flexibilidad, pues si bien 60% de los encuestados dijo confiar en los establecimientos de marca internacional, la mayoría consideró que estos lugares no ayudaron a que su evento fuera más innovador o creativo.

Indicó que los centros de hospedaje se deben ocupar mucho más en ofrecer espacios flexibles que hagan sentir que se cambia realmente de escenario sin salir, a veces, de la misma sala de trabajo.

Comentó que para ello se puede buscar no sólo una nueva disposición del mobiliario, sino mobiliario que permita moverse con facilidad e interactuar.

“Los colores son importantes, hay que fomentar la creatividad. Poner diferentes tipos de asientos que permitan a los asistentes interactuar”, explicó.

El CEO de la IACC dijo que más allá de las tendencias, no se deben olvidar los requerimientos técnicos mínimos para elegir una sede: una buena acústica, luz, iluminación, acceso a espacios abiertos, etcétera.

Los alimentos

Sobre los alimentos ofrecidos durante un evento, el experto mencionó que falta poner realmente en valor cuánto ayuda la comida al networking.

Explicó que, actualmente, ya no se busca solamente llevar a los invitados a la mesa, sino generarles una experiencia que, además de sorprender su paladar, les permita interactuar.

El especialista reconoció que, de acuerdo con los resultados de sus encuestas, la calidad de la comida es vista como un problema por algunos meetings planners, lo cual, además de preocupante, debe ser visto como un área de oportunidad.

“Se necesita mayor inversión en presentación y calidad de los alimentos”, señaló. Y agregó que hacen falta opciones, adaptarse a las nuevas restricciones alimenticias, en boga en esta época.

Precisó que el bienestar es cada vez más importante entre los asistentes a una reunión y por ello existen cada vez más requerimientos específicos de dietas.

“Los alimentos libres de gluten son ya una tendencia muy marcada, que crecerá todavía más”, planteó el CEO.

En torno a la tecnología

Finalmente, Cooper mencionó que cada vez hay más presión por mantenerse adaptados a las nuevas tecnologías.

Comentó que se busca implementar herramientas innovadoras de interacción entre los invitados y que el Internet es ya un requisito imprescindible y determinante para elegir la sede de un evento.

De acuerdo con el estudio “El futuro de las reuniones”, 59% de los encuestados no consideraría una sala sin la garantía de que haya Internet, mientras que 58% necesita asegurar además banda ancha gratuita.

[email protected]