WhatsApp, la aplicación de mensajería instantánea para móviles, volvió a la tienda de Apple, itunes, luego que el viernes desapareció. La red se llenó de rumores. Para algunos la caída se debía a un agujero de seguridad. Para otros, a un plan de la empresa para convertir el programa, que no cobra por los mensajes enviados, en un servicio de pago.

Mediante un mensaje en Twitter, la compañía dijo que se debía simplemente a una actualización de rutina.

"Lo sentimos. WhatsApp está temporalmente inaccesible en iTunes", anunció el viernes la empresa. "Hemos presentado una nueva versión y estamos esperando la aprobación y publicación por parte de Apple".

Los usuarios habían descubierto el 6 de enero un agujero de seguridad en WhatsApp. Cualquiera podía suplantar a otro usuario a través de la aplicación WhatsAppStatus Changer. La falta de un envío encriptado de los mensajes, que dificulte que pueda ser visualizado por terceros, también había sido criticado.

La nueva versión permite escribir en japonés y chino. Se han cambiado algunas características de los botones de chat en grupo. El diseño de la aplicación en pantalla no ha cambiado.

El programa, compatible con los sistemas operativos móviles Android, iOS, Blackberry y Symbian, gestiona un flujo de 1,000 millones de mensajes al día. Permite chatear con contactos, publicar la ubicación en la que se encuentra uno y enviar imágenes, vídeos y archivos de audio.

Su popularidad ha provocado la reacción de la competencia. Tras observar que caían sus ingresos por mensajes de texto SMS, proveedores de telefonía intentan plantar cara a los servicios gratuitos de WhatsApp. Movistar anunció que los clientes que contrataran una tarifa de datos móviles en noviembre podrían enviar gratis mensajes cortos de texto a cualquier número. Vodafone y Orange también informaron de que preparan servicios similares.

En alianza informativa con CincoDías.com

APR