Con la celebración de sus siete años en México, la empresa tecnológica de reparto de alimentos a domicilio Sin Delantal quiere democratizar este servicio tanto para los negocios como para los usuarios.

De acuerdo con Lucas Melman, director ejecutivo de Sin Delantal en México, estos siete años, aunado a la compra de la compañía española primero por parte del grupo inglés JustEat, que luego le vendió 46% de las operaciones a la brasileña iFood, le ha dado la experiencia suficiente para competir en este mercado que comparten con aplicaciones como Rappi y UberEats.    

“Fuimos los primeros, entonces pasamos por todos los momentos para convencer a un cliente para que pida su comida a domicilio, que descargue la aplicación, que pida su comida, que sí va a llegar y además somos parte de dos grupos que son muy grandes, uno es JustEat, que cotiza en la Bolsa de Londres y iFood, que está en Brasil”, dijo Melman en entrevista con El Economista.

El directivo dijo que cuando una empresa muy grande que viene de otros países te compra eso hace que se gane mucho conocimiento y aseguró que esto se demuestra con el hecho de que la compañía creció, en 2018, 100% en el número de restaurantes que usan la aplicación, al crecer de 6,000 a 12,000.

Actualmente, Sin Delantal ofrece sus servicios en la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Querétaro, Estado de México y Mérida y en lo que va del 2019, han llegado a Saltillo, León, San Luis Potosí, Chihuahua y Tijuana.   

Melman añadió que una de sus principales ventajas competitivas es que la compañía es muy democrática para los usuarios, ya que pueden encontrar comidas desde 50 pesos y si los usuarios desean gastar más, hay comidas de hasta 500 pesos. Por el lado de los negocios, dijo que si bien trabajan muy bien con cadenas como McDonald’s y Krispy Kreme, también buscan trabajar con fondas.

“Para llegar a más gente, tienes que ser democrático y esto se consigue a través de nuestra mezcla de restaurantes. Tenemos desde las fondas hasta grandes cadenas. Las fonditas son negocios que necesitan mucho de ayuda para crecer”, dijo y añadió que esto contribuye para convencer a los usuarios mexicanos, ya que se trata de una cultura que busca un sazón casero en sus alimentos que estos negocios ofrecen de manera tradicional.

Otra de las ventajas competitivas que ofrece Sin Delantal, según Melman, es que la compañía no sólo lleva órdenes a este tipo de negocios, sino que además les da conocimiento sobre cómo hacer sus empaques y logística.

“Cuando empezamos, sólo trabajábamos con los repartidores de los propios restaurantes, a este modelo le llamamos marketplace. Después, con la evolución del negocio, hoy podemos proveer el servicio de reparto a los restaurantes que no tienen repartidores. Con eso crece mucho el negocio”, dijo.

El directivo de origen brasileño que ha trabajado sobre todo para la industria del e-commerce, presumió que Sin Delantal es la única empresa de este tipo que cuenta con estos dos modelos de negocio. “Si tú tienes repartidores, ¿por qué vas a contratar otro servicio?”, dijo.

“Lo importante es rentabilizar más una estructura que ya está hecha y la entrega a domicilio para algunos restaurantes representa entre 20 y 30% de sus ingresos”, dijo.

[email protected]