El Internet de las cosas, aprendizaje de las máquinas (machine learning), analítica y big data, blockchain, inteligencia de datos ha comenzado a impactar en industrias desde tradicionales hasta ciudades. Por ejemplo, el manufacturador de tractores John Deere ha comenzado a ofrecer el servicio bajo demanda de sus máquinas en las épocas de cosecha, utilizando sensores y análisis predictivo para diseñar sus programas de mantenimiento de sus equipos.

La ciudad de Buenos Aires, en Argentina, empleó también sensores en los sistemas de alcantarillado para medir el nivel de agua en las épocas de lluvias y prevenir tragedias producidas por inundaciones, al enviar alertas tempranas a la población y realizar obras correctivas en la infraestructura.

Estos casos sirven a la empresa tecnológica SAP para ejemplificar el potencial de cambio y evolución tanto de negocios como de las sociedades en estas tecnologías; en la mayoría de los sectores como salud, agricultura, manufactura o comercio; y hasta en los procesos de reclutamiento de personal, diseño de nuevos productos e innovación.

Luis César Verdi, director de la Oficina de Consumidores y vicepresidente senior de Ventas para SAP Latinoamérica, consideró que la adopción de estas tecnologías será fundamental para hacer frente a nuevos modelos de negocio y "disrupciones" que han generado empresas como Airbnb en el sector hotelero, o Uber en el transporte.

NOTICIA: Lleve su empresa a la transformación digital

"Las compañías necesitan desarrollar nuevas capacidades. En el pasado, uno era bueno en producir algo en volumen, en calidad siempre patronizada, el costo y precio correcto. Eso era suficiente. Hoy no es más suficiente, tener la capacidad de personalizar, reaccionar en tiempo real, ser muy eficaz y predicción", dijo durante su visita a México.

La firma alemana también evidenció su apuesta en estas tendencias tecnológicas con su nueva solución Leonardo, con las que buscará acompañar en los procesos de diseño y digitalización al sector privado y público. El potencial de negocio para SAP, de acuerdo con el directivo, puede incluso llegar al duplicar el volumen de negocio. En el 2016, los ingresos de SAP llegaron a los 22,062 millones de euros.

Pero el camino de la adopción tecnológica aún pinta discreto. Verdi observa que las empresas en México y América Latina aún existe una visión conservadora en la adopción de las tecnologías consideradas como disruptivas. Los retos, dice el directivo, son más culturales que de preocupaciones como la ciberseguridad o incluso los recursos económicos.

NOTICIA: Promesas de la hiperconectividad penden de la seguridad

"La cultura de las compañías necesita cambiar. En las compañías de Latinoamérica tenemos mucho miedo de fallar porque eso sería como el desastre de la vida profesional de alguien. Parece ser que quien no falla es porque no está tomando riesgos suficientes", dijo.

De acuerdo con la firma de análisis IDC, el gasto regional en iniciativas de transformación digital alcanzará un valor de 22,000 millones de dólares, duplicando el monto del 2016. Las proyecciones de la firma de análisis apuntan al cómputo cognitivo e inteligencia artificial, el Internet de las Cosas y las experiencias sociales de inmersión a través de realidad virtual y aumentada serán los aceleradores de la innovación.

Pero esta tendencia también se encuentra en el sector público. El directivo asegura que menos del 5% de las licitaciones para el desarrollo proyectos de tecnología corresponden a la integración de las tecnologías que IDC ha identificado como detonadores de la innovación.

NOTICIA: Voluntariado y alianzas con ONG, apuesta de SAP

"La mayoría de las licitaciones aún son para buscar sistemas como hojas de pago, de manejo de presupuesto", dijo.

Pero la empresa, que también enfrenta competencia de otros gigantes como IBM, Oracle o Microsoft, considera que el camino ya se ha comenzado a recorrer. Armando Rodríguez, vicepresidente y líder de Marketing de México, confía que en no más de dos años pueda existir un caso de éxito emblemático en el país donde se pueda mostrar el impacto de la transformación digital en alguna ciudad del país.

julio.sanchez@eleconomista.mx

mfh