"Cisco está increíblemente comprometida a largo plazo con México". Este es el mensaje que ofrece Karen Walker, vicepresidenta senior y directora de Marketing Global en Cisco, durante un encuentro con la presa mexicana a unos días de que arranque la primera ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

Walker, quien también está al frente de las relaciones con gobierno a escala global, prefiere referirse a este proceso como una "modernización" del Tratado, cuya primera ronda ocurrirá del 16 al 20 de agosto en Washington DC. La ejecutiva de Cisco es optimista: "Nuestro equipo va a estar involucrado íntimamente y tenemos la confianza de que será positivo".

El interés de Cisco por mantener un ambiente propicio para hacer negocios entre ambos países se evidencia en su propia apuesta de negocios. El año pasado, el director general de la empresa, Chuck Robbins, anunció una inversión en México de 4,100 millones de dólares para el periodo 2016-2018.

"Nuestro compromiso es seguir invirtiendo desde producción, capacidad de producción en México hasta servicios globales con el Centro que tenemos aquí; las Network Academy donde estamos capacitando localmente para crear empleo de alta tecnología. La estrategia es muy clara, la digitalización del país y ayudar al gobierno de México para que se digitalice como país y ofreciendo diferentes servicios a los ciudadanos", comentó.

Las intenciones de la compañía tecnológica van de la mano de su propia evolución, con una mayor apuesta en tecnologías digitales, su propuesta de redes intuitivas que integran inteligencia artificial para el control y detección de amenazas en la red, un desafío global tanto de empresas como de gobiernos.

"La modernización del TLCAN es muy importante para nosotros. Vemos con mucho entusiasmo que se han incluido temas que no estaban como telecomunicaciones, comercio electrónico o privacidad y el flujo internacional de datos. Vemos con buena expectativa este proceso de modernización y vamos a estar muy atentos a esto que suceda en Washington y las rondas subsecuentes van a ser positivas, con buenos resultados", confió Mario de la Cruz, director de Políticas Públicas y Relaciones con Gobierno de Cisco México.

La historia de Cisco en México data de 1993 cuando arrancó operaciones en México, justo el año previo a la entrada en vigor del TLCAN. Y la empresa quiere continuar con el desarrollo de su propia historia en el mercado mexicano.

"Nuestro compromiso no va a cambiar. En Cisco siempre vemos a largo plazo y nuestras relaciones con los países siempre han sido de esta forma. Nuestra relación con México se remonta al año 1993 y eso va a seguir, eso no va a cambiar. Estamos muy confiados y muy ciertos, muy comprometidos. Queremos colaborar porque hay objetivos a largo plazo y queremos participar en el crecimiento de México", señaló Walker.

La víspera, el empresariado mexicano anunció el establecimiento de 23 mesas temáticas para coordinar sus posicionamientos en la renegociación del TLCAN, también llamado "cuarto de junto".

El mecanismo fue creado para el diálogo directo entre la Secretaría de Economía y los sectores productivos nacionales, que busca acercar las consultas a nivel técnico para puntualizar intereses o sensibilidades de los sectores involucrados.

Si bien ya se han delineado algunos ejes que serán tratados en la renegociación del TLCAN, los directivos de Cisco reconocen que aún es muy pronto para prever resultados o adelantar algún impacto. Aun así, reconocen que es un tema de interés para la compañía.

"Por supuesto vamos a dar seguimiento a los objetivos digitales que tengan los países, pero también la cuestión de manufactura. Debemos esperar porque esos son objetivos generales, pero queremos ver que se va a negociar. No lo sabremos hasta que empiecen las rondas de negociación", añadió De la Cruz.

[email protected]

erp