Mercedes Benz, Toyota o Ford son empresas dedicadas a la movilidad, cuando tradicionalmente se les conoció como productoras automotrices. Uber es una compañía tecnológica en el sector del transporte. En comunicaciones, empresas de medios ofrecen servicios de telecomunicaciones y los operadores tradicionales ahora son empresas de contenido. Estos son ejemplos de que la digitalización de los servicios y procesos de producción están diluyendo fronteras entre industrias.

Todas las empresas se están convirtiendo en compañías tecnológicas, dijo a principios de enero Gary Shapiro, organizador del CES de Las Vegas, la feria de tecnologías de consumo más grande del planeta. “Tenemos a Google y Apple, pero las empresas financieras y automotrices también lo están haciendo”, dijo Shapiro, presidente y director ejecutivo de la Consumer Technology Association (CTA), en la inauguración de la feria de este año.

Para Carlos Zegarra, socio de Managing Consulting de PwC, esto va más allá de la industria tecnológica, pues “los límites de los sectores se han ampliado”, dijo el especialista en una charla con medios de comunicación sobre el enfoque que tiene la consultoría, una de las cuatro grandes (Big Four), frente a la implementación de tecnología de inteligencia artificial en las empresas. 

De acuerdo con Zegarra, el mayor provecho que pueden obtener las compañías cuando deciden iniciar un proceso de transformación digital se da cuando empiezan a aliarse con terceros, esto es que comienzan a establecer integraciones verticales con sus proveedores y horizontales con sus competidores, lo que significa que se integran con empresas fuera de su sector.

“Antes podíamos definir muy bien que una empresa era automotriz porque se dedicaba a fabricar autos. Ahora, una empresa automotriz está en el negocio de movilidad y no en el de la fabricación de autos, pues ahora el negocio incluye a los autos autónomos, eléctricos o el compartir transporte”, dijo.

La aparición de nuevos competidores que pertenecían a otras industrias es la señal más evidente de que este cambio está teniendo lugar, según Zegarra, quien añadió que PwC no ve que haya ningún sector en el mercado que en los próximos años no tenga esta disrupción en sus fronteras, es decir que “todos van a sentir que tienen competidores diferentes”, dijo.  

El consultor puso también como ejemplo al sector financiero, en el que compañías tecnológicas como Google y Facebook están entrando a competir con instituciones bancarias. En México, el ejemplo más claro es Mercado Libre, compañía argentina de comercio electrónico que ha incursionado en el sector de medios de pago con Mercado Pago y en el sector de crédito, con Mercado Crédito, lo que lo ha hecho entrar en competencia directa con varios participantes del sector bancario.  

Cada empresa debe implementar su propia estrategia de IA

De acuerdo con Zegarra, la inteligencia artificial (IA) es una de las tecnologías emergentes más relevantes que hará que esta disolución de los límites entre las industrias sea posible. El especialista matizó que el orden con el que se implemente esta tecnología en cada compañía determinará si es que esta la aprovecha con eficacia y se convierte en un líder digital.

Para PwC, la inteligencia artificial es un conjunto de tecnologías que interactúan con su ambiente; que aprenden de dicha interacción y que con base en este aprendizaje, generan resultados continuos que ayudan a los seres humanos a tomar decisiones más informadas.

Zegarra aseguró en que lo primero que hay que hacer para establecer una estrategia de implementación de inteligencia artificial en una compañía es definir el problema que se quiere solucionar. “Si yo no inicio (la implementación de IA en mi empresa) con claridad, lo único que voy a hacer es copiar la moda”, dijo.

Según información de PwC, sólo una de cada 10 compañías a nivel mundial logra implementar este tipo de tecnología con eficacia. La mayoría de estas compañías se encuentra en la región Asia Pacífico y esto se relaciona con que las compañías de esta zona son relativamente más jóvenes y cuentan con modelos de negocio más flexibles.  

“Quienes están liderando esta transformación digital mediante la inteligencia artificial son aquellos que están logrando definir una estrategia clara y luego usar la tecnología como habilitador”, dijo Zegarra y añadió que: “quienes están por detrás y en este caso hay muchas empresas en Latinoamérica, son las que ponen la tecnología por delante”, dijo.

[email protected]