Cada año, la firma tecnológica IBM registra cerca de 10 millones de incidentes informáticos en las empresas a las que gestiona su infraestructura crítica, que incluye al 30% de la industria aérea, el 86% de la banca, el 49% del sector telecomunicaciones, el 61% de la industria automotriz, el 50% del sector retail y 15% del farmacéutico.

Este volumen de incidentes alimentan la base de datos de su sistema de cómputo cognitivo, Watson. La inteligencia artificial que da vida a esta tecnología ha permitido que al menos el 50% de los incidentes sean resueltos automáticamente por las mismas máquinas inteligentes. Pero IBM quiere más.

"Hasta hoy día se están resolviendo el 50% de los eventos pero esperamos cerrar el año por encima del 60 por ciento. Obviamente no todos los eventos pueden ser resueltos de forma automática pero sí tener asistencia del 100%", dijo Eduardo Sarmiento, director de Servicios de Tecnología para IBM México.

La firma quiere aprovechar y convertirse en el líder de la evolución digital de las empresas a través de sus sistemas cognitivos. Una encuesta de IBM encontró que aproximadamente el 50% de los directores de empresas tienen planeado adoptar computación cognitiva para 2019, y esperan un rendimiento del 15% de su inversión.

En el camino a la digitalización, los expertos de IBM coinciden en que la automatización de la resolución de incidentes, o incluso la prevención de los mismos a través del uso de la inteligencia artificial, será crucial para mantener la operación de los sistemas y evitar la interrupción en la prestación de servicios.

Un estudio empresa de software Veeam, dado a conocer el año pasado, calcula que la caída de aplicaciones críticas como los sistemas de contabilidad, correo electrónico o aplicaciones móviles puede llegar a costar a las empresas hasta unos 62,666 dólares por hora o elevarse al millón de dólares si la caída dura todo un día.

No importa cuánto te cueste resolver un problema si es que un banco está parado una hora. El costo de tener un banco parado es enorme. Lo que atrae este tipo de servicios a los clientes es que disminuye la probabilidad de que estén detenidas las operaciones, cuyo costo puede ser de miles de dólares o millones de dólares , dijo Sarmiento.

Con la automatización, IBM también considera que los expertos de tecnología tendrán un rol más analítico dentro de las organizaciones, por lo que prevé que las empresas comenzarán a ofrecer empleos distintos y menos operativos .

La oportunidad de IBM para llevar este tipo de tecnologías es millonaria en la región, de acuerdo con la firma de análisis IDC.

La consultora proyecta que el gasto regional en iniciativas de transformación digital alcanzará un valor de 22,000 millones de dólares, duplicando el monto del 2016. Las proyecciones de la firma de análisis apuntan al cómputo cognitivo e inteligencia artificial, el Internet de las Cosas y las experiencias sociales de inmersión a través de realidad virtual y aumentada como los aceleradores de la innovación.

IBM confía en que su tecnología de cómputo cognitivo e inteligencia artificial es superior a la de sus competidores. La solución de la compañía permite, por ejemplo, que el asistente virtual Watson realice acciones correctivas después de solicitar autorización al encargado del área de sistemas mediante una llamada telefónica.

La competencia está por lo menos a 12 o 18 meses detrás de tener herramientas de este tipo. ¿A cuánto tiempo están de conseguir ese volumen de información, ese lago de información? Y nosotros, dentro de 18 meses, estaremos en otro nivel. Esto es una revolución absoluta , señaló el directivo.

[email protected]