Google confirmó la venta de la división de teléfonos inteligentes de Motorola Mobility al gigante chino de la computación Lenovo por 2,910 millones de dólares.

Motorola había sido adquirida por Google en 2011 en la que fue la primera gran compra de una empresa de tecnología de hardware por una de software.

La transacción de esta compra-venta se concretó finalmente en 2012 por un monto de 12,500 millones de dólares que Google desembolsó por Motorola, luego de que las autoridades en materia de competencia de Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea, Japón y China dieran su visto bueno.

Para febrero de 2012, la UE y Estados Unidos dieron luz verde a Google para comprar a Motorola, con lo que se concretó la transacción por 12,500 millones de dólares.

Previo a la compra de Motorola, los analistas habían rumorado que Google se hacía con la propiedad de la telefónica para crear una división de teléfonos más económicos, como su línea Nexus, anteriormente manufacturada por firmas como HTC.

Más adelante se confirmaría que Google pretendía quedarse con las 17,000 patentes en materia de telecomunicaciones de Motorola, luego que fuera esta la compañía pionera en el ámbito de la telefonía móvil.

La adquisición de Motorola también fructificó en que las patentes de la telefónica y fabricantes de equipos para las telecomunicaciones reforzaron el portafolio de patentes del sistema operativo Android de Google.

Tras la compra-venta de la compañía, Motorola fue dividida en dos firmas independientes una de la otra.

Motorola Mobility nació con el que fuera el brazo de Motorola en materia de teléfonos, mientras que Motorola Solutions se quedó con la parte de equipos como servidores y para redes de telecomunicación.

La difícil situación para Motorola no en el mercado también repercutió en Google, pues la firma de Mountain View decidió hacer distintos recortes a la plantilla de su nueva compañía.

Así, en 2013, en marzo, Google despidió a 1,200 trabajadores, a fin de mantener sana a Motorola. Los despidos para entonces ya sumaban 4,000 puestos de trabajo desaparecidos.

A tres años de haber mostrado su intención por Motorola, Google se desprende hoy de Motorola Mobility por un precio de 2,910 millones de dólares y porque Lenovo cuenta con el conocimiento para mantenerla a flote, según declaraciones de Larry page, fundador de Google, divulgadas en un comunicado.

" Lenovo tiene la experiencia para convertir a Motorola Mobility en un actor importante dentro del ecosistema Android", dijo Larry Page.

El presidente de Lenovo, Yang Yuanqingof, dijo a su vez que la compra de Motorola Mobility "convertirá inmediatamente a Lenovo en un fuerte competidor global en teléfonos inteligentes. Inmediatamente tendremos la oportunidad de transformarnos en un jugador fuerte en el ámbito de los teléfonos móviles .

El acuerdo de compra-venta de Motorola por Lenovo aún debe ser aprobado por las autoridades de Estados Unidos y China.

nlb