Google anunció este jueves la firma de acuerdos con varios medios franceses para remunerarles por publicar sus contenidos, una primicia mundial que se inscribe en el marco de la legislación europea sobre los derechos afines.

En una nota de blog, el gigante estadounidense dio cuenta de varios acuerdos individuales con un "determinado número" de diarios y revistas galas, como los grandes periódicos Le Monde, Le Figaro y Libération.

Precisó que mantiene "conversaciones con otros actores de la prensa diaria nacional y regional, así como con las revistas".

Los derechos afines fueron votados en el Parlamento Europeo en 2019 con el fin de que las plataformas digitales remuneren a los medios de prensa por sus contenidos, especialmente videos y fotos, cuando aparecen por ejemplo en los resultados de su búsqueda.

Francia aplicó inmediatamente la legislación europea y por tanto el resto de países sigue con atención la evolución de las negociaciones en este país.

Google rechazó en un primer momento pagar a la prensa francesa, pero la Autoridad de la Competencia le ordenó negociar con los medios, una decisión validada por la justicia en apelación.

Además de estos primeros acuerdos individuales, Google continúa negociando con la Alianza de la Prensa de Información General sobre un acuerdo marco, cuyas negociaciones deberían concluir "antes de final de año".

"Este avance permite remunerar a la prensa en Francia conforme a la ley de los derechos afines, según criterios objetivos, transparentes y no discriminatorios, tales como la contribución del medio a la información política y general, su volumen diario de publicaciones, su audiencia mensual en internet, así como el uso de los contenidos en nuestros sitios", dijo Sébastien Missoffe, director general de Google Francia, en la nota del blog.

No se comunicó ningún detalle financiero de los acuerdos.

Un debate mundial 

"Tenemos un sistema de seguimiento muy activo, comprobaremos que los contratos firmados reconozcan explícitamente los derechos afines y los remuneren", advirtió Isabelle da Silva, presidenta de la Autoridad de la Competencia, durante un evento sobre medios en París.

Los acuerdos prevén por otro lado que los firmantes se beneficien del programa Google News Showcase, que ya existe en otros países y que propone también remunerar a los medios por una selección de contenidos.

Este programa "permitirá a los lectores acceder a un contenido enriquecido y a los medios desarrollar una relación todavía más estrecha con sus lectores, beneficiándose a la vez de condiciones adicionales de remuneración de sus contenidos", explica Google.

La plataforma aseguró haber invertido "casi 85 millones de euros" (100 millones de dólares) desde 2013 en la prensa en Francia a través de sus diferentes programas.

Por su parte, las agencias de prensa indicaron mediante su Federación que no "se dejarán expoliar", lamentando que "algunos medios estén dispuestos a cerrar acuerdos con Google sobre derechos que no tienen, esto es, los derechos afines de las agencias de prensa".

El presidente de la Agence France-Presse, Fabrice Fries, se mostró "optimista" sobre las relaciones con los GAFA: "Desde hace unos meses notamos un cambio de actitud de las plataformas", aseguró en el mismo evento.

Fries añadió que espera que la agencia duplique en un año sus ingresos aportados por las plataformas (hoy en día de 10 millones de euros, 11.8 millones de dólares).

Más allá de Francia y de la UE, la cuestión sobre cómo las plataformas pagan por los contenidos de prensa se plantea en todo el mundo. Australia, por ejemplo, quiere obligar a Google y Facebook a pagar a sus medios de comunicación locales.

"Estamos en una época histórica, con la renegociación de los términos de compensación relativos al uso de nuestros contenidos", dijo David Chavern, presidente de la News Media Alliance, la asociación profesional de la prensa estadounidense durante el mismo evento de medios en París, previendo que la "nueva administración de Biden será más combativa en estos ámbitos" que la de Donald Trump.