Para el 2020, el mercado del cómputo en la nube pública (ofrecida por compañías como Microsoft, Google o Amazon) tendrá un valor cercano a los 1,000 millones de dólares, de acuerdo con un estudio de la firma de análisis IDC encargado por Microsoft. Este mercado será impulsado por la digitalización de las compañías y el desarrollo de más empresas digitales de servicios como Uber o Netflix.

Estos 1,000 millones de dólares representarán un crecimiento acumulado del 24.7% anual durante el periodo 2016-2020 en México, y supera los crecimientos de otras geografías como América Latina donde se prevé un repunte del 22.3%, de Estados Unidos con 18.6% y del 19.6% de Europa Occidental.

Jorge Gómez, director de Soluciones Empresariales para IDC México, explicó que la flexibilidad, la agilidad y la actualización más rápida de sistemas y servicios son los principales motores para que las empresas adopten este modelo tecnológico. Pero una preocupación envuelve a las empresas al momento de confiar su información y procesos a un tercero: la seguridad y la privacidad.

Una encuesta realizada por IDC en la que participaron 101 empresas mexicanas de más de 100 empleados reveló que la seguridad es el factor más importante para el 63% de los participantes de la consulta al momento de adoptar un servicio en la nube pública. En segundo lugar está la privacidad, que es el elemento primordial para el 23% de las firmas encuestadas.

En tercer lugar está la transparencia sobre la información donde está almacenados los datos, las medidas de seguridad y el cumplimiento de la legislación local e internacional con un 6%. Estas proporciones son superiores a Estados Unidos o Europa.

El experto de IDC aseguró que esta preocupación por la seguridad y el cumplimiento normativo responde a que cada vez más información sensible es migrada a los esquemas de nube pública mediante la tercerización de procesos como mensajería y comunicaciones electrónicas e integradas, los sistemas de contabilidad y gestión financiera, así como los datos y procesos de reclutamiento de personal.

Pese a los altos niveles de preocupación, las empresas mexicanas también son de las que más confían en el modelo de nubes públicas. Según IDC, el 18.8% de las firmas encuestadas confían más en las aplicaciones y servicios de cómputo en la nube tercerizados, un nivel prácticamente igual al de Estados Unidos (19%) y Europa Oriental (16%).

Este nivel aumenta al observar que el 35.6% de las firmas mexicanas confían igualmente en los servicios tercerizados de nube pública que en su infraestructura propia, situación contraria a Estados Unidos y Europa donde las empresas tienen mayor confianza en sus sistemas e infraestructura propia.

"En México tenemos una mayor confianza en la nube. Las compañías que le dan el mismo peso de confianza a los métodos tradicionales y la nube, es casi el doble. Ya hay una confianza en términos de despliegue", detalló el especialista de Si bien el cumplimiento de los proveedores con las disposiciones normativas de protección de datos y seguridad es un factor esencial, el problema radica en la aplicación de la legislación mexicana, consideró Jorge Vega Iracelay, director senior de Asuntos Jurídicos, Corporativos y de Ciudadanía para Microsoft México.

Además hizo un llamado para modernizar la regulación y legislación, y "aprovechar las oportunidades del cómputo en la nube".

Nube atractiva pese a Estados Unidos

El Economista reportó anteriormente que diversos proveedores de cómputo en la nube como KIO Networks e IBM han expresado que sus clientes, principalmente del sector financiero, están pidiendo que sus datos, información y procesos sean almacenados y gestionados en infraestructura localizada en México.

Esto, derivado de las preocupaciones que han generado las disposiciones del gobierno de Estados Unidos donde se retiran protecciones a la privacidad de los datos dentro de la jurisdicción de aquel país.

Tanto el experto de IDC como el directivo de Microsoft, en contraste, negaron haber registrado esta tendencia.

"Hay intereses de quienes tienen data centers locales, de crear la percepción de que los clientes quieren alojar sus datos en data centers locales", expresó.

El directivo de Microsoft negó que el desarrollo de centros de datos en México esté dentro de sus próximos planes pues, dijo, cuentan con ofertas de nube híbrida donde permiten que cierta información resida en infraestura propia de sus clientes en México.

julio.sanchez@eleconomista.mx

erp