Campus Party ha fortalecido año con año su trabajo con dependencias municipales, estatales, federales y educativas y este año no será la excepción. Con el auspicio del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) en la edición 2017 de la feria de innovación y tecnología se ofrecerán 8,000 becas para dreamers deportados que no cuenten con los recursos económicos para asistir al evento.

Raúl Martín, director general de Campus Party, aseguró en entrevista telefónica que el trabajo de las dependencias que participan en el evento es para el financiamiento de las becas para los asistentes.

En el 2016, se otorgaron unas 2,000 becas en toda la República Mexicana para cubrir los costos de entrada al evento. Para la edición 2017 de la feria, los dreamers que quieran aplicar a estos apoyos deberán hacerlos a través del Imjuve, quienes seleccionarán a los elegidos según sus aptitudes y talentos.

NOTICIA: Campus Party mira hacia la inteligencia artificial y el futuro próximo

La octava edición de Campus Party se realizará en Expo Guadalajara del 5 a 9 de julio de 2017, con el apoyo del Gobierno de Jalisco y del Ayuntamiento de Zapopan.

Campus Party trabajará en conjunto con la Secretaría de la Función Pública y la Presidencia de la República para el desarrollo de iniciativas de gobierno digital con la utilización de BlockChain, y ese será el objetivo del hackathon que cada año se lleva a cabo durante los cuatro días del evento.

NOTICIA: La comunidad geek sigue siendo el alma de Campus Party

En el 2016, se ofrecieron más de 1,000 puestos en la fábrica de empleos y este año quieren ofrecer hasta cinco veces más.

Pese a los complejos retos económicos que hay en el mundo, la inversión para esta edición de Campus Party crecerá en cinco millones de pesos a 65 millones de pesos. Aunque estos retos sólo serán incentivos para generar más oportunidades económicas a futuro y seguir fortaleciendo la comunidad tecnológica en México.

antonio.becerril@eleconomista.mx

abr