Brainiacs, un smartphone basado en texto para habilitar aplicaciones que ayudan a combatir las dificultades de comunicación en comunidades de difícil acceso, fue el proyecto ganador del hackatón realizado en el Jalisco Campus Party 2016.

Javier Dávila de León, Guanajuato, canalizado al hackatón a través del Centro Fox, fue quien desarrolló este proyecto con el que se pueden crear aplicaciones de todo tipo.

Imagínense que están en la Sierra Tarahumara y se cae una piedra en la carretera y atrapa a la niña, ¿cómo le avisas a toda la comunidad que vaya a ayudar? Con este dispositivo, que tiene un alcance de 25 kilómetros a la redonda, logras tener conectividad en toda la región con un solo punto de acceso , detalló.

El dispositivo de Dávila es suficiente para darle Internet de baja banda a una comunidad, y con este dispositivo se ahorra un costo de 95% comparado con el precio de tener Internet en un celular.

Se pueden hacer muchas aplicaciones (a través de él), puede ayudar a resolver la pobreza pero también a resolver problemas de comunicación en muchos otros lugares. Nosotros nos preguntamos: ¿cómo hacemos que nuestro conocimiento -que es sobre sensores- se pueda aplicar para ayudar a combatir la pobreza? , añadió.

Dávila dijo que le tomó a su empresa 12 meses para levantar capital para crear proyectos del Internet de las Cosas, y antes de su premiación, le quedaban dos semanas de vida a su empresa.

Somos una empresa tecnológica, por lo que no podemos vender desde el principio, necesitamos recursos, y nos vinimos al hackatón a jugarnos el millón de pesos, y a eso vinimos a seguir trabajando por México (…) Para nosotros el Internet es un derecho humano, y con esto lo estamos logrando , enfatizó.

En otros retos que se desarrollaron a la par, Raúl Hernández Peña fue el ganador del premio de 70,000 pesos en el reto Lucha contra el cáncer infantil, que recompensaba a proyectos que permitieran identificar en niños y jóvenes signos y síntomas de cáncer.