A principios de este año, el alcalde de Miami y entusiasta cripto Francis Suárez había deslizado la posibilidad de pagar salarios en bitcoin (BTC) a los empleados del gobierno. En las últimas horas, no solo aseguró que la idea sigue en pie, sino que confesó que es una de sus principales prioridades en el corto plazo.

“Quiero que nos diferenciemos como una criptocapital de Estados Unidos o del mundo”, afirmó Suárez en diálogo con Bloomberg. Al mismo tiempo, el alcalde quiere habilitar el pago de impuestos y otras tarifas con la criptomoneda, a fin de sumar esos activos a las reservas de su gobierno.

Cuando el alcalde presentó la propuesta, también se barajaba la posibilidad de que se invirtiera en BTC desde las arcas del estado, al tiempo que la incluía en su sistema impositivo. La iniciativa no solo fue celebrada por los referentes del ecosistema cripto, sino también por múltiples comisionados de la ciudad.

“Si hubiéramos podido mantenerlo desde el momento en que puse la resolución en nuestra agenda, habría aumentado en un 30% o 40%, por lo que habría parecido un genio en ese entonces”, lamentó Suárez. Sin embargo, está convencido de que aún hay tiempo para involucrarse en el mercado emergente.

Por otro lado, Suárez también habló públicamente en Varney & Co y respondió las declaraciones del director ejecutivo de JP Morgan, Jamie Dimon, quien provocó al ecosistema al decir BTC era “inútil”. El alcalde desestimó las declaraciones del empresario y afirmó que “BTC solo tiene un camino por recorrer, pero hacia arriba”.

rrg