El hub de innovación de Alestra ha sido uno de los proyectos que la firma de telecomunicaciones ha puesto su mira en compañías tecnológicas escalables (scaleups) para impulsar su desarrollo tecnológico a través de su aceleradora NAVE. El objetivo son compañías con perfil B2B (business to business) que puedan integrarse al catálogo de servicios de Alestra, con desarrollos basados en tecnologías de Internet de las cosas, blockchain, ciberseguridad, big data y movilidad.

“NAVE se creó porque nos dimos cuenta de que la innovación al interior de la empresa era incremental. Nos dimos cuenta de que estaban pasando tantas cosas afuera (…) Era cuando estaba pasando todo lo de Netflix, Spotify y también se había empezado a crear este ecosistema emprendedor en México. Tenía poco [tiempo] el Inadem [el hoy desaparecido Instituto Nacional del Emprendedor], los fondos de inversión, los corporativos todavía no estaban innovando y no había una empresa TIC mexicana que estuviera haciendo esto”, dijo Sofía Machuca, gerente de innovación en Alestra, durante una visita al hub en la ciudad de Monterrey.

Para Machuca, este programa de aceleración ha evolucionado en los últimos cuatro años y ha pasado de albergar startups a scaleups, compañías que puedan escalar sus negocios y se encuentren ya en una etapa de maduración. “En la primera generación lo que se hizo era traer emprendedores en etapas un poco más tempranas, era más como un tema de exploración, para trabajar con ellos que podía salir para poder nutrir a la estrategia de innovación de la empresa”, dijo.  

En su segunda generación, en NAVE buscaron que la mitad de las compañías estuvieran en etapas tempranas y la otra mitad ya en una etapa de madurez y escalabilidad. La tercera generación fue enfocada sólo hacia las scaleups, con la premisa de establecer alianzas comerciales. “Fuimos la primera aceleradora corporativa de TIC en México. Ahora el programa que tenemos es una estrategia de innovación abierta, que incluye NAVE”, dijo Alejandra Buendía, coordinadora de NAVE. 

En su cuarta generación, el hub albergará a ocho compañías de México, Estados Unidos, Brasil y Canadá, que recibirán asesorías y mentorías con metodologías de innovación para que se conviertan en futuros socios comerciales. Las compañías Apli, KEYO, Nuve, Runwithit, Zighra, Vantiq, Sirena y Pabis fueron seleccionados para integrar la cuarta generación de firmas que se instalarán en el centro de innovación de Alestra, ubicado en Monterrey, Nuevo León.

Alestra es una compañía mexicana de telecomunicaciones propiedad de Axtel, que ofrece soluciones para empresas y gobierno, y ofrece servicios de redes administradas, colaboración, ciberseguridad, soluciones de nube y hosting. 

Las scaleups

Apli, México, inteligencia artificial. La startup mexicana especializada en el reclutamiento de personal con ayuda de chatbots de inteligencia artificial quiere ayudar a que su herramienta de chatbots pueda tener mayor penetración en las áreas de recursos humanos en diversas industrias. "Hacia el 2016 ya teníamos la suerte de poder pedir transporte, como un taxi, cuando quieres o poder pedir comida a domicilio con dos clics en tu celular o hacer que te entreguen las compras en tu domicilio, entonces pensamos: ¿Por qué no existía algo parecido para poder pedir trabajadores para tu empresa?", dijo José María Pertusa cofundador de Apli en entrevista con El Economista.

Pabis, México, big data. Es una compañía mexicana dedicada a la visualización datos para la industria del retail. La firma desarrolla plataformas que ayuden a los minoristas a tomar mejores decisiones y en la detección de oportunidades para los negocios.  

Runwithit, Canadá, inteligencia artificial. La firma canadiense se dedica al desarrollo de sistemas de inteligencia sintética y desarrolla soluciones con Internet de las Cosas en el área industrial. Su labor es desarrollar modelos de prevención para diversas industrias como telecomunicaciones, industria, salud, entre otros. Myrna Bittner, CEO de la compañía, dijo a El Economista que esta alianza con Alestra significa una puerta de entrada al mercado mexicano en donde vislumbran muchas oportunidades para su negocio.

KEYO, Estados Unidos, internet de las cosas. La firma se especializa en temas de seguridad biométrica y desarrolló un sistema de identificación a partir del escaneo de la mano. Sus sensores miden más de 5 millones puntos de referencia, y es capaz de medir calor y venas ricas en hemoglobina para generar una mayor seguridad. La compañía ve grandes potenciales en el sector de turismo, academia y el sector financiero para el despliegue de estas soluciones.

Sirena, Argentina, movilidad. La compañía de origen argentino que se especializa en la comunicación entre el cliente y los negocios y permite canalizar todo el proceso de compra a través de herramientas de mensajería. 

Nuve, México, internet de las cosas. Una compañía dedicada a temas de logística, trabaja con compañías como Oxxo, UPS o Fedex para ofrecer mecanismos de seguridad con tecnología de Internet de las Cosas. La compañía ayuda a las firmas de logística a agilizar sus procesos en las etapas de “last-mile-delivery”.

Vantiq, Estados Unidos, internet de las cosas. La compañía se especializa en desarrollar aplicaciones en tiempo real para el control de procesos de manufactura, gestión de recursos y sistemas de monitoreo en distintas industrias.

Zighra, Canadá, ciberseguridad e inteligencia artificial. Esta compañía desarrolla soluciones de autenticación y prevención de fraudes bancarios en aplicaciones desde una plataforma única. 

Alestra quiere expandir sus centros de innovación en más ciudades del país. Los ejecutivos de la compañía confirmaron que hay planes de poner en marcha una nueva sede en la Ciudad de México –prevista para finales de este año– y otro centro en Guadalajara, que prevén inicie sus operaciones en los primeros meses del 2021.

[email protected]