El incremento de 10.2% anual que tuvieron los ingresos tributarios no petroleros del país de enero a marzo, "refleja claramente" los beneficios de la reciente reforma tributaria, destacó Banamex-Citi.

Resaltó que si bien el mayor precio del petróleo y el crecimiento económico apoyaron de manera sólida los ingresos públicos en los primeros tres meses del año, los ingresos tributarios no petroleros fueron incluso superiores al crecimiento del PIB estimado para el primer trimestre de 2010.

En su análisis, Banamex-Citi señaló que durante el primer trimestre del año, los resultados de las finanzas públicas fueron favorables, impulsados por el mejor desempeño de los ingresos y sobre todo por el moderado ritmo de las erogaciones.

"Consideramos que los resultados favorables de las finanzas públicas responden a factores coyunturales, pero también reflejan los beneficios de la reforma fiscal recientemente aprobada", destacó el grupo financiero.

Detalló que el balance primario del sector público registró un superávit de 47,400 millones de pesos, muy por arriba del pequeño déficit programado de dos mil 100 millones de pesos.

Ello se debió a un monto mayor de los ingresos presupuestarios respecto a los programados y, principalmente, a un menor monto de las erogaciones presupuestales (38,700 millones de pesos, explicó.

Banamex-Citi señaló que la recaudación aumentó arriba de lo esperado debido al crecimiento económico y al mayor precio del petróleo, ambos respecto a lo programado.

El crecimiento económico mayor a lo esperado, luego de que se elaboró el presupuesto bajo la premisa de un avance del PIB de 3.0 por ciento para todo el año, "explica el mejor desempeño de la recaudación de ingresos tributarios".

Por otro lado, agregó, los ingresos petroleros también estuvieron arriba de lo programado por casi 10 mil millones de pesos.

El precio del petróleo crudo por barril estuvo 15.3 dólares por arriba de lo estimado; factor que explica principalmente el excedente de recursos petroleros, señaló.

Asimismo, expresó que el aumento en el volumen de producción respecto a lo estimado (pero menor al del año anterior) coadyuvó a elevar los ingresos y a compensar las erogaciones adicionales derivadas de los mayores volúmenes de importación y precios externos de petrolíferos.

apr