Un colapso de las criptodivisas es un “escenario plausible” y se necesitan normas para regular el sector de rápido crecimiento con urgencia, dijo el miércoles el vicegobernador del Banco de Inglaterra (BoE, por su sigla en inglés), Jon Cunliffe.

Los riesgos para la estabilidad financiera derivados de la aplicación de las criptotecnologías son actualmente limitados, pero hay una serie de “muy buenas razones” para pensar que esto podría no ser así durante mucho tiempo, dijo Cunliffe.

Los criptoactivos, en su mayor parte no regulados, han crecido 200% en lo que va de año, pasando de algo menos de 800,000 millones de dólares a 2.3 billones, y 95% de ellos, incluido el bitcoin, no están respaldados por ningún activo o moneda fiduciaria, dijo Cunliffe.

“Pero, como nos demostró la crisis financiera, no hace falta representar una gran proporción del sector financiero para desencadenar problemas de estabilidad financiera: las hipotecas de alto riesgo estaban valoradas en unos 1.2 billones de dólares en el 2008”.