Puerto Morelos, Quintana Roo. Los sistemas informáticos de algunas de las Uniones de Crédito presentan deficiencias en la generación de información operativa y contable, así lo consideró Anselmo Moctezuma, vicepresidente de Supervisión de Banca de Desarrollo y Finanzas Populares de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

En el marco de la XIV Convención Nacional de Uniones de Crédito, el funcionario indicó que algunas de las entidades muestran los siguientes aspectos, que son elementos que pueden provocar riesgos:

  • Falta de personal especializado en áreas de auditoría, riesgos, control interno, crédito y tesorería.
  • Concentración del control en pocas personas y falta de cultura de rendición de cuentas por parte de los órganos de gobierno, así como falta de involucramiento de los socios.
  • Deficiencias en el diseño de metas, objetivos, planes y estrategias de negocios que sean congruentes con el perfil de riesgos de las sociedades.
  • Deficiencias en el proceso de crédito, particularmente en el análisis de la capacidad de pago.
  • Alta concentración de créditos pactados a pago único al vencimiento, sin que exista un adecuado seguimiento de los acreditados a lo largo de la vida de la operación.
  • Baja generación de ingresos financieros para hacer frente a los gastos por intereses, creación de estimaciones y gastos de administración y promoción.

Procesos

“Los consejos de administración de las Uniones de Crédito deben establecer procesos de planeación de capital, con el fin de estar preparados ante escenarios adversos y de acuerdo con los riesgos que buscan tomar”, consideró Anselmo Moctezuma.

Dijo que de las 84 Uniones de Crédito, sólo 55 son resistentes a un escenario adverso y hay una cantidad de 30 más o menos que no aguantarían una volatilidad, aun cuando respetan el mínimo regulatorio (8 por ciento).

La entidad regulatoria está trabajando en conjunto con ConUnión y las entidades para que apliquen las medidas correspondientes para conseguir una fortaleza de capital y así aumentar su solvencia; el objetivo es enfrentar escenarios adversos, tanto de economía como de mercado.

Para la CNBV, las principales funciones a supervisar en las uniones de crédito son: que instrumenten un proceso de planeación de capital en función de su estrategia de negocio y perfil de riesgo deseado; vigilar la ejecución de estrategia de negocio, y fomentar valores de ética corporativa.

[email protected]