La Fintech Argentina Ualá dio a conocer que, en su corta estancia en México, ya logró superar la cifra de 100,000 tarjetas de débito colocadas en el mercado. La empresa, que ofrece una App y otras herramientas para el manejo de las finanzas personales, busca “verdadera inclusión financiera y reducir el uso del efectivo”.

El crecimiento de la compañía es destacado y habla del potencial de México para las Fintech. Apenas en septiembre del 2020 Ualá comunicó su ingreso a nuestro mercado y al mes siguiente se planteaba cerrar 2020 con 30,000 tarjetas colocadas. En Argentina, con actividades durante tres años, cuenta con 2 millones y medio de tarjetahabientes.

En entrevista con El Economista, Ricardo Olmos, Country Manager de esta Fintech en México y cofundador de otras seis empresas de internet, afirmó que hay una importante necesidad de inclusión financiera en el país. Debido a la pandemia ha habido crecimiento, añadió, pero esto no ha sido suficiente para cerrar la brecha.

“Lo que Ualá ha encontrado en México es una necesidad que por ahora parece insaciable, ya que sólo 56% de los mexicanos están dentro del sistema financiero [dato tomado de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera del Inegi y la CNBV], aunque en el país el uso de teléfonos inteligentes se extiende a 65% de las personas”.

Otro dato sobre la baja penetración de los servicios financieros es el de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), que esta semana dio a conocer el resultado de su encuesta a usuarios de Internet del 2020 donde: hoy sólo tres de cada 10 internautas en México están adquiriendo servicios financieros completamente por Internet.

Cercanía con los usuarios ayuda a mejorar

Ualá se plantea como una opción para que los usuarios de teléfonos inteligentes puedan llevar el control de su vida financiera en una aplicación. Además, quiere ser considerada alternativa sencilla a los bancos, para la solución de transferencias y pagos de servicios, mientras contribuye a reducir el riesgoso uso del efectivo.

“Sabemos de la situación de inseguridad en el país. El uso de efectivo no sólo representa riesgos, también es más costoso, pero todavía existe cierta desconfianza hacia el sistema financiero, por eso quisimos hacer las cosas seguras y sencillas, de modo que validar las operaciones requiere de una selfie y toma menos de tres minutos”.

Olmos asegura que esta combinación de diversos métodos de seguridad, como la huella digital y las claves tradicionales, combinado con las opciones de pagos, retiros y transferencias, bonificaciones a los usuarios, regreso de las comisiones y la cercanía por chat 24 horas permitió crear un producto construido día a día.

Falta de educación financiera, gran problema para México

Ante la muy baja penetración de los servicios financieros entre la población mexicana, la falta de educación en la materia se muestra como uno de los principales problemas que se deben combatir. Esto queda demostrado con los datos de la ENIF que revelaron que 63.2% de los mexicanos aún prefiera ahorrar por medio de tandas.

“La falta de educación financiera es uno de los problemas más grandes de la región y principalmente de México. Promueve el uso de métodos informales para el ahorro. La inclusión financiera es una meta y para ello la educación es un factor clave que como resultado traería menos dificultades para los hogares.

Como parte de su aportación para reducir la ignorancia sobre las finanzas, Ualá se ha propuesto proveer a los mexicanos de un canal de información generada por expertos, YouTube, un blog son dos de sus armas en esta lucha. Hoy 70% de sus clientes son hombres y 30% mujeres, y también quieren cambiarlo. 

jose.rivera@eleconomista.mx