Pese a que México mantiene una situación económica y financiera considerablemente sólida, el tipo de cambio podría ser una de las mayores amenazas para economía mexicana en este 2012.

A decir Mario Correa, economista en jefe para el país de Scotiabank, el mayor riesgo para la economía no proviene del escenario nacional sino de la volatilidad internacional, por lo que habrá un entorno especialmente difícil para el tipo de cambio , dijo.

Esto, derivado de una elevada incertidumbre por los problemas financieros que aquejan a Estados Unidos y Europa.

Por ello, la institución prevé que la economía mexicana tenga un crecimiento moderadamente positivo de 2.9 al cierre del 2012.

Durante la presentación de las perspectivas económicas para México, el especialista explicó que en la medida en que el tipo de cambio se deprecia, puede afectar algunos sectores de la economía que tengan un alto componente de importaciones.

Si el aumento de precios contamina al sector servicios, podría convertirse en un problema para la política monetaria del Banco de México (Banxico) , dijo.

BANXICO PODRÍA MODIFICAR POLÍTICA MONETARIA

Correa consideró que la posibilidad de que Banxico suba las tasas de interés va en aumento ya que esa decisión depende en buena medida de la inflación.

El sesgo que vemos en la política monetaria es más hacia una alza en las tasas que una baja , añadió.

Sin embargo, el banco todavía se muestra con un ánimo más optimista toda vez que prevé un ajuste en el tipo de cambio a 13.08 pesos por billete verde, un nivel inferior al actual que se encuentra más cercano a los 14 pesos por dólar.

Además pronosticó un repunte en la inflación de 4.1% para el cierre del 2012 desde el 3.82% del 2011. El especialista aseguró que el año electoral no tendrá un impacto negativo sobre el desempeño económico del país.

[email protected]