Para subir la edad de retiro (65 años) como lo han hecho diversos países del mundo ante el incremento de la esperanza de vida, primero será necesario hacer consensos tanto con los organismos empresariales, los fondos de pensiones y los trabajadores, indicó el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez.

“No vamos a hacer ninguna medida de estas si no es consensuada con los trabajadores va a ser parte de la agenda que estaremos discutiendo en el siguiente año y medio”, dijo luego de participar en la Cuarta Convención Nacional de Afores.

Explicó que, en el primer año de gobierno se buscó hacer cambios en el sistema de ahorro para el retiro que manejan las afores para que empiecen a reducir más sus comisiones y que se flexibilizará el régimen de inversión que manejan las administradoras.

“Hicimos un acuerdo con las afores para que reduzcan las comisiones a niveles de otros países; la reducción implicará que la pensión del trabajador se incremente 10%, lo que ayudará a mejorar su calidad de vida en la vejez”.

Reconoció que el régimen de inversión está acotado, por lo que se buscó flexibilizarlo para que las afores puedan diversificar más sus inversiones a través de los nuevos fondos generacionales.

También, comentó que para los trabajadores que están dentro de la informalidad laboral, el programa 68 y más significará un apoyo en el sentido de que, aunque no hayan cotizado en el IMSS o ISSSTE podrán percibir un apoyo económico cuando ya no puedan trabajar.

Herrera Gutiérrez indicó que si bien se han hecho estos avances, hay otros temas que quedarán pendientes por analizar como la edad de retiro, el aumento del ahorro obligatorio o bien fomentar más el ahorro voluntario.

“Para llegar a una solución en estos temas vamos a tener que trabajar con los fondos de pensiones, organismos empresariales y trabajadores”, remarcó.