La hipotecaria Su Casita recibió formalmente la aprobación del juzgado para declarar la quiebra de la empresa en los términos de ley, después de haber intentado sin éxito alcanzar un acuerdo con sus acreedores y accionistas.

La empresa dio a conocer la resolución a través de un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores: La Sociedad informa que el 3 de enero del 2013 le fue notificada la sentencia interlocutoria, de fecha 31 de diciembre del 2012, dictada en los autos del juicio de Concurso Mercantil 685/2012-I, seguido ante el Juzgado Octavo de Distrito en materia civil en el Distrito Federal, mediante la cual se declara a la Sociedad en Concurso Mercantil en etapa de quiebra, en términos de la Ley de Concursos Mercantiles .

A solicitud del juzgado, el Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (Ifecom) designó ayer mismo al síndico Miguel Ángel Dávila Mendoza para que proceda a la enajenación de los bienes de la empresa a efecto de cubrir los pasivos a sus acreedores.

En febrero del 2012, la hipotecaria convocó a una asamblea extraordinaria de accionistas con el fin de discutir y, en su caso, aprobar la disolución y liquidación de la otrora sofom independiente más grande del sistema.

Esto se dio después de que la hipotecaria presentó un acuerdo con sus acreedores, el cual duró varios meses de negociación, en la que se les propuso recuperar 70% de su inversión, la cual ascendía a 7,403 millones de pesos, a través de nuevos certificados de deuda.

Sin embargo, dicho acuerdo no logró los resultados esperados, por lo que la sofom recurrió a la solicitud de quiebra ante un juzgado civil en el Distrito Federal y al poco tiempo disolvió a toda la dirección de la empresa y parte del Consejo de Administración.

El final de Su Casita llegó después de muchos intentos por tratar de recuperar la capitalización perdida entre el 2009 y el 2010, donde la crisis económica llevó a sus operaciones de crédito a detenerse por completo, con lo que no pudo saldar sus pasivos de corto plazo.

En agosto del 2011, Su Casita informó que reestructuró el adeudo con Sociedad Hipotecaria Federal, derivado del ejercicio de la garantía de pago oportuno en favor de los tenedores de los certificados bursátiles de corto plazo emitidos por la empresa, los cuales sumaban 1,113 millones de pesos, que se renegociaron con vencimiento al 25 de julio del 2016. (Con información de Notimex)