Pese a los esfuerzos que se han realizado en México para lograr una mayor inclusión financiera, aún hay muchos retos en este tema, principalmente en las zonas rurales, donde 547 municipios con población de menos de 5,000 habitantes no tienen presencia de ninguna sucursal ni corresponsal bancario, coincidieron autoridades y el sector privado.

En el marco del VII Encuentro de Educación Financiera organizado por Banamex, Carlos Orta, vicepresidente de política regulatoria de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, reconoció que pese a los esfuerzos prevalece un bajo uso de servicios de este tipo y una escasa presencia de corresponsales bancarios, sobre todo en zonas rurales.

Detalló que en México sólo 18% de los municipios con menos de 5,000 habitantes tienen presencia de una sucursal o corresponsal bancarios, lo que significa que en 547 localidades no tienen acceso a tales servicios.

Ello implica, dijo el funcionario de la CNBV, que los habitantes de estas comunidades recurran a servicios informales, y corren el riesgo de ver afectado su patrimonio.

Asimismo, destacó que apenas 12% de las mipymes tienen acceso al crédito bancario. Por ello, consideró que debe trabajarse de manera conjunta (autoridades e iniciativa privada) para lograr una mayor penetración de servicios financieros formales, para lo cual destacó como fundamental el uso de las nuevas tecnologías.

No obstante, aclaró, debe haber una regulación flexible, pero que mantenga la estabilidad del sistema financiero mexicano.

Resaltó que los avances que ha habido en materia de inclusión responden en parte a la bancarización de los programas sociales, lo mismo que la nómina gubernamental, las cuentas simplificadas y una mayor penetración de las instituciones de finanzas populares.

Narciso Campos, titular de la Unidad de Banca, Valores y Ahorro de la Secretaría de Hacienda, coincidió en que uno de los retos más importantes en materia de inclusión financiera es que se incorpore a las comunidades rurales a servicios formales.

Consideró que para ello debe buscar una mejor manera de utilizar las nuevas tecnologías, para que haya más canales de acceso a los servicios.

Ernesto Torres Cantú, director general de Banamex, mencionó que sólo entre 40 y 50% de la población en México está bancarizada, por lo que el reto es llegar a la mitad restante.

Política de inclusión financiera

Fernando Aportela, subsecretario de , destacó los avances que a nivel gubernamental se están realizando con acciones en este tema, tal es el caso del Consejo Nacional de Inclusión Financiera y el comité respectivo, el cual se reúne de manera frecuente para delinear las acciones en este rubro.

En este sentido, refirió que las autoridades financieras están determinando cuál será la política de inclusión financiera para el país en los próximos meses.

Dijo que los costos de los servicios financieros se reducirán de manera gradual conforme haya más usuarios e innovaciones tecnológicas.

Datos preliminares de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015 revelan que el número de adultos con una cuenta formal de ahorro en México pasó de 35.5 a 44.1%; los que tienen productos de crédito de 19.3 a 22.3%, y con seguros de 22 a 24.8 por ciento.

[email protected]