La iniciativa de la Ley de Tecnología Financiera (Ley Fintech), que será presentada en los próximos días en el Congreso de la Unión, establecerá las reglas necesarias para esta industria, lo que generará transparencia, seguridad y certidumbre; sin embargo, se prevé que también contenga detalles que pueden ser no tan buenos para este tipo de participantes, indicó Juan Carlos Flores, director general de la plataforma Doopla.

Durante un taller para medios sobre la Ley Fintech, Flores comentó que si bien el borrador de esta normativa que se ha distribuido entre diversos gremios prevé puntos positivos para la industria, hay otros que no lo son tanto, como, por ejemplo, el mecanismo para solicitar a la autoridad la entrada de flujos de capital privado a este tipo de actores, lo que podría desalentar las inversiones en ellas.

Sobre el punto de los flujos de capital privado, me preocupa mucho, hasta donde vimos y sabemos, no necesariamente será un proceso tan sencillo de (entrada) de grandes fondos de inversión (a las fintech) , explicó Flores.

El borrador -agregó- dice que si alguien invierte 30% (del valor) de tu empresa, tienes que obtener antes el visto bueno de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), y no se habla de tiempos (...) no buscamos que en ese aspecto nos vayamos por la libre, sino que sea un proceso donde se entienda que no somos un banco, sino que al final del día seguimos siendo una startup con la necesidad de fondear nuestras operaciones .

El directivo añadió que también hay aspectos que se pretenden dejar sujetos a la regulación secundaria, por lo que todavía no se puede definir si serán buenos o malos para esta industria en México, compuesta por 230 empresas fintech, según la aceleradora Finnovista.

Sobre el punto de que la regulación secundaria deberá estar alineada a la naturaleza de las plataformas, no lo sabemos porque aunque se apruebe la ley, en septiembre u octubre, tendrá que haber una segunda instrucción y la batuta la tomará la CNBV , acotó.

Asimismo, Flores comentó que otro punto que se definirá en la regulación secundaria será el de los requerimientos de capital mínimo a este tipo de entidades, el cual espera que sea acorde con las actividades y riesgo de las plataformas.

El representante de Doopla detalló que dicho marco normativo generará mayor confianza en el uso de estas plataformas, propiciará mayor seguridad a los usuarios y brindará más transparencia al hacer uso de estos mecanismos.

Es una buena ley, que en términos generales será benéfica para los usuarios de fintech, al final eso es lo que importa , expresó.

Flores acotó que se espera que a más tardar el próximo 8 de septiembre dicha iniciativa sea presentada en el Congreso de la Unión para su análisis, con la finalidad de que la industria fintech en México cuente ya con un marco normativo.

Carlos Flores acotó que luego de la aprobación del marco normativo para la industria fintech, prevé que las plataformas de fondeo colectivo, donde entraría Doopla, tengan una especialización tal y como sucedió con el sector de las sociedades financieras de objeto múltiple.

En los 30 meses de operación de Doopla, con un esquema de préstamo de persona a persona, la plataforma lleva cerca de 30 millones de pesos en créditos aprobados y más de 76,000 usuarios.

El decálogo de la Ley fintech

  • Generar mayor confianza en el uso de estas plataformas.
  • Propiciar mayor seguridad a los usuarios.
  • Estandarizar la transparencia.
  • Generar seguridad a los inversionistas de capital de las fintech.
  • Permitir simbiosis entre las entidades financieras y las fintech.
  • Contar con una regulación secundaria alineada a la naturaleza de las plataformas.
  • Pedir un capital mínimo en función de actividades y riesgo de las fintech.
  • Permitir que los flujos de capital privado fluyan de manera sencilla.
  • Que los límites operacionales no mitiguen el crecimiento de las plataformas.
  • Establecer sanciones y multas en función y naturaleza de las fintech.

[email protected]