La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, así como el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), tienen como meta rehabilitar al menos 20,000 viviendas que se encuentran abandonadas, ubicadas en los municipios de Tecámac y Zumpango, que son zonas aledañas al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

Este martes, ambos organismos firmaron los convenios con los municipios Tecámac y Zumpango para con el fin de regenerar el espacio público de los polígonos con vivienda abandonada.

Los acuerdos establecidos servirán para fomentar el desarrollo de infraestructura básica y de equipamiento, así como para implementar medidas que tiendan a aumentar la plusvalía de los inmuebles para revertir los factores que propiciaron el rezago urbano y social de dichas zonas”, se detalló en un comunicado emitido conjuntamente por ambos organismos.

De acuerdo con Román Meyer Falcón, titular de la Sedatu, se ha identificado que en los siete municipios aledaños al aeropuerto Felipe Ángeles hay un total de 250,000 viviendas abandonadas y tan sólo en Tecámac y Zumpango existen 50,000 en esta condición, de las cuales se rescataría al menos a 40 por ciento.

“Tenemos como meta recuperar más de 100,000 viviendas durante este sexenio. No es cuestión menor; fue muy fácil construir volúmenes masivos de vivienda en las afueras de las ciudades, lejos de las fuentes de trabajo, pero recuperarlas sí requiere una colaboración mucho más estrecha con las autoridades municipales”, expresó Meyer Falcón.

El titular de la Sedatu informó que se firmarán más de 80 convenios de colaboración con los municipios donde se encuentran las más de 100,000 viviendas que se rescatarán.

Al respecto, Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit, apuntó que uno de los objetivos del rescate de viviendas abandonadas, para dar acceso a ellas a quienes menos tienen, es contrarrestar desigualdades estructurales o discriminación.

“Vamos a trabajar con ustedes para recuperar el entorno urbano, cerrar brechas de desigualdad y asegurarnos de que las familias que vuelvan a habitar en esas casas puedan formar un patrimonio y se sientan tranquilas cuando sus hijos salgan a jugar a la calle”, declaró el director general del Instituto”, apuntó Martínez Velázquez.

Con la firma de este convenio, los ayuntamientos se comprometieron a la municipalización de los servicios públicos, a determinar casos procedentes y razonables descuentos de impuestos y derechos de naturaleza municipal, así como de servicios municipales a cargo de las viviendas que pertenezcan al instituto.

kg