Las desarrolladoras de vivienda URBI y Homex han tomado nuevas medidas con el objetivo de fortalecer y retomar algunos proyectos.

En el caso de URBI, se informó que el Juzgado Quinto de Distrito en Mexicali, Baja California, declaró el Concurso Mercantil, y 15 de sus subsidiarias cuentan con un plan de reestructura previo, con lo que inicia la etapa de conciliación.

Expuso que para ello, tanto la empresa como sus acreedores designaron de común acuerdo como conciliador a Federico Gabriel Lucio Decanini, quien cuenta con amplia experiencia en la materia.

De acuerdo con un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, URBI y acreedores apoyan el plan de reestructura que acordaron para el periodo 2015-2020.

Dicho plan se basa en la adecuación de los productos y servicios de la empresa a la realidad actual del mercado; el fortalecimiento de las capacidades operativas de la organización; el aprovechamiento de la experiencia de su capital humano, y un plan de reestructura financiera sólido y viable.

URBI asegura que el plan de negocios se encuentra alineado a la Política Nacional de Vivienda del gobierno federal, que ha establecido las condiciones para lograr un crecimiento sostenido de la industria en los próximos años, vía el desarrollo de comunidades sustentables que generen calidad de vida.

Homex firma crédito

Por su parte, la constructora de viviendas Homex firmó un contrato para abrir un crédito revolvente por 500 millones de pesos (34.2 millones de dólares) a 10 años con la entidad Proyectos Adamantine.

La línea de crédito será utilizada para desarrollar proyectos de vivienda, mismos que deberán ser aprobados por el Comité de Crédito de la entidad financiera.

En un comunicado, Homex dijo que de acuerdo con los términos del contrato, el crédito tendrá una tasa de interés anual de 12% en pesos.