La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) pidió que los beneficios o estímulos especiales que otorguen a determinados sectores por la recién aprobada reforma fiscal no afecten la generalidad y legalidad de los nuevos impuestos.

El organismo autónomo llamó la atención de que, a unos días de la entrada en vigor de la reforma fiscal, se concedan a través de disposiciones no contenidas en las leyes recién aprobadas por el Congreso de la Unión, como decretos o reglas misceláneas, beneficios o estímulos especiales a determinados sectores de contribuyentes.

Afirmó que, si bien, acorde con lo dispuesto en el artículo 39 del Código Fiscal de la Federación, el Ejecutivo federal tiene facultades para conceder este tipo de estímulos, la reforma fiscal votada por el Congreso no podrá considerarse como estructural si no logra la modificación substancial del sistema impositivo.

Subrayó que ello necesariamente implica su simplificación , como lo ha apuntado la Prodecon en varias ocasiones, objetivo que difícilmente podrá alcanzarse si los pagadores de impuestos para conocer con precisión las obligaciones y derechos del régimen en que tributan, tienen que acudir no sólo a la ley sino a diferentes decretos o resoluciones.

Además, al concederse cualquier estímulo o beneficio especial debe cuidarse que se respete el mandato constitucional de generalidad y equidad en el pago de los nuevos gravámenes, consideró en un comunicado.

El organismo defensor del contribuyente reiteró que seguirá atento a cualquier queja o asesoría que sea solicitada por los contribuyentes, con vistas a la entrada de la reforma fiscal, ejerciendo, de ser procedente sus diversas facultades.

Entre estas destacan tanto la promoción de medios de defensa legal en representación de contribuyentes que se consideren afectados, como la de emitir recomendaciones a las autoridades fiscales por incurrir en actos que violen los derechos de los pagadores de impuestos, anotó.

RRR