A pesar de los esfuerzos que se han hecho para ampliar el límite de deducciones en los planes privados de pensiones, éstos siguen sin recuperarse y por ende cada vez se pierden oportunidades para mejorar el ahorro del retiro que recibirán los trabajadores al momento de jubilarse.

Francisco Villa, director de Soluciones Grupales de Fondos de Inversión de Principal Financial Group, refiere que de acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), a partir de que entró en vigor la reforma fiscal, los planes privados de pensiones presentaron reducciones o ligeros crecimientos.

La verdad es que no ha mejorado el crecimiento de los planes de pensiones. El último año sólo crecieron 2.5% y eso contrasta con lo que vimos antes del 2014 que registraban crecimientos de 23% , dijo en entrevista.

Comentó que el 2015 fue un año negativo para estas prestaciones laborales, pues fue cuando entró en vigor el límite de deducciones en aportaciones voluntarias en el ahorro para el retiro. En el 2016, hubo un ligero avance cuando se quitó ese mismo límite y a pesar de que en el 2017 se ampliarán las deducciones para los planes colectivos, no será tan significativo como cuando las empresas podían deducir a 100% estas aportaciones al ahorro de los trabajadores.

Para las empresas, es más complicado contratar planes privados de pensiones porque ya no pueden deducir, y entonces es un costo más, porque tienen otras prestaciones laborales que no pueden deducir , explicó.

Añadió que las empresas son el principal lugar en donde debe fomentarse el ahorro para el retiro, dado que concentran un gran número de trabajadores en un solo lugar y el ahorro se les facilita más. Para ello, es indispensable que se generen más incentivos fiscales para que tanto el trabajador, como empleado sean los beneficiados.

Si la empresa se vuelve el facilitador en el tema de descuento por nomina en un plan de pensiones, es más fácil que el trabajador se anime a ahorrar y acumule dinero. Impulsar el ahorro es un esfuerzo de tres: empresa, trabajador y Estado .

Enfatizó que si bien los ahorradores, como personas físicas tienen los beneficios fiscales de deducir las aportaciones que hagan al ahorro para su retiro, es más fácil que tengan un ahorro constante desde su empresa, que hacerlo de manera individual y cada vez que se les ocurra.

Empresas extranjeras ?las que más planes ofrecen

Villa refirió que de las 1,803 empresas que cuentan con planes privados de pensiones, alrededor de 38% son de corporativos extranjeros. Hay un mayor interés por parte de estas empresas por buscar planes privados de pensiones que por las empresas mexicanas, y esto se debe a que hay más cultura de la prevención en otros países .

Mencionó que en algunos países se obliga a las empresas a ofrecer a sus trabajadores planes de ahorro voluntario para que mejoren su pensión, pero en México apenas es una discusión que no termina de consolidarse.

Recordó que Chile es un ejemplo para prevenir una crisis en la que los trabajadores tengan una baja pensión.

Estado, trabajadores y empresas deben estar preocupados con el tema, y ocupados. Es necesario incrementar las aportaciones que hacen los trabajadores .

Con respecto a la propuesta de Hacienda sobre poder cambiar el ahorro de la vivienda para incrementar la pensión, comentó: Un bien patrimonial como la casa es para toda la vida, y no veo por qué se tiene que sacrificar esta parte si la solución está en incrementar las aportaciones y otorgar mejores beneficios fiscales .

elizabeth.albarran@eleconomista.mx