Si bien los coordinadores de vivienda de la mayoría de los candidatos así como la iniciativa privada han expresado la necesidad de atender en la próxima administración al sector de los no afiliados con la finalidad de reducir el rezago habitacional que existe en el país, calculado en 9 millones de hogares, es necesario analizar a profundidad el tema para implementar los esquemas correctos.

Durante el pánel “Expectativas de la industria inmobiliaria frente al proceso electoral 2018”, Homero Garza Terán, director de Desarrollo de Mercados de Sociedad Hipotecaria Federal, explicó que este tipo de iniciativas ya se han implementado en el pasado; sin embargo, no se tuvo el éxito deseado y resultó en altos índices de morosidad.

“Siempre se habla de los no afiliados y ciertamente hay un mercado de personas que no cuentan con Fovissste o Infonavit y de los cuales es muy difícil que accedan al mercado hipotecario, sin duda habría que apostarle a que tengan acceso al financiamiento, pero ya tenemos la historia de un boom de los créditos a no afiliados, de los cuales tuvimos unos índices de morosidad de 50%”, dijo Garza Terán.

El funcionario agregó que esta experiencia tiene que servir en caso de que la próxima administración quiera atacar este mercado con soluciones de vivienda. “Hay que aprender de lo que hicimos con los no afiliados en su momento y qué hicimos mal”.

Hace algunos días, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda, que representa a casi 1,000 desarrolladores, Carlos Medina Rodríguez, expresó la necesidad de atender en la próxima administración al sector de no afiliados, pues del rezago habitacional, calculado en 9 millones de hogares, 5.3 millones pertenecen a este segmento.

Vivienda en renta, pendiente

Para Garza Terán también es necesario impulsar esquemas de vivienda en renta; sin embargo, se tienen que analizar los costos financieros que implican tanto para el usuario como para el desarrollador.

“Con la vivienda en renta con opción a compra ha habido experimentos con unos costos financieros y unos índices de morosidad altísimos (...) Hay que aprender de esas lecciones, porque sin duda puede haber un mercado de renta con opción a compra, pero hay un costo financiero que se traslada al usuario, entonces hay que ver qué perfil del usuario puede acceder a una renta con opción a compra”, expuso.

Menos hipotecas

Rodrigo Heredia Matarazzo, subdirector de Análisis Bursátil de Ve por Más, explicó que, si bien en la actualidad el crédito hipotecario ha crecido, ha sido en niveles menores a los de años previos.

“Hay un indicador que son las carteras de crédito hipotecario, si bien están creciendo a niveles de 5% (trimestral), la realidad es que antes crecían a niveles de 15%, entonces estamos viendo un crecimiento de la cartera hipotecaria del país, pero a un ritmo mucho menor”, dijo.

Asimismo, el analista comentó que el encarecimiento en los precios de los insumos ha impactado en la oferta de vivienda en el país. “El problema que estamos viendo es que los precios de los insumos están atravesando un momento complicado”.

Eugene Towle, socio director de la firma Softec, indicó que posiblemente en el 2019 el dinamismo de la vivienda sea más lento, ya que tradicionalmente en el primer año de gobierno de una administración se atraviesa un proceso de aprendizaje.

Los analistas coincidieron en que durante el sexenio hubo grandes avances en el sector, como la ampliación del monto máximo del crédito del Infonavit, a 1.6 millones de pesos; una mayor derrama de crédito para la edificación impulsada por la reforma financiera, así como la reducción en las tasas de interés de los créditos hipotecarios.