UBS no venderá su negocio en México, sólo migrará las operaciones de su banco a la casa de bolsa, por lo que la modificación de su estructura legal no cambia su estrategia en el país azteca.

Damian Fraser, director de UBS en México, detalló en entrevista que esta institución está comprometida con México como desde hace más de 50 años y ve aquí muchas oportunidades de inversión.

México es uno de nuestros principales mercados emergentes estratégicos. En los últimos cinco años hemos duplicado el número de empleados a nivel local. Además, hemos estado involucrados en algunas de las operaciones de fusiones y adquisiciones más importantes del país en el 2015, 2016 y 2017, y continuamos fortaleciendo nuestro negocio de gestión patrimonial , refirió el directivo.

Al mismo tiempo, destacó que UBS está entusiasmado con las perspectivas a largo plazo en el país y por lo tanto, seguirá desplegando capital y recursos locales para crecer su negocio en México.

Señaló que con el cambio en la estructura legal de UBS México (que dejará de operar como banco para centrarse en su casa de bolsa), se mejorará la eficiencia de la entidad y sus clientes seguirán con acceso a una completa gama de productos, pero con una mejor eficiencia operacional y de capital, además de que se simplificará la carga regulatoria.

La plantilla de empleados o el capital desplegado no va a cambiar a raíz de esta reorganización legal de la entidad , refirió UBS en un comunicado.

Damian Fraser detalló que, después de más de 10 años de operar como banco en México, ya no hace sentido tener una licencia bancaria, dado que, por ejemplo, no reciben depósitos de clientes al menudeo y, en cambio, siguen centrados en banca patrimonial y de inversión, operaciones que hoy a pueden hacer de manera más flexible desde la casa de bolsa.

No vamos a vender nuestras operaciones en México, es una reestructura legal que no implica ningún cambio de nuestro compromiso con México, de nuestra inversión con México , enfatizó.

Fraser enfatizó que desde UBS se ve un buen año para el país, pese a la incertidumbre de inicios, pues la economía ha crecido más de lo esperado y otras variables han mejorado, lo que ha representado crecimientos importantes para la entidad financiera.

Estamos comprometidos con el país, hay buenas oportunidades de inversión aquí y vamos a seguir trabajando en beneficio de nuestro clientes; este cambio simplifica la vida de los clientes, ya no tienen que operar con múltiples entidades de UBS, será más ágil y más eficiente, puede beneficiar a todos , puntualizó.

Señaló que aunque es difícil dar una fecha precisa de cuándo terminará la migración de las operaciones del banco a la casa de bolsa, la estimación es que se cierre en noviembre próximo o antes.

Estamos muy entusiasmados con las perspectivas de México y vamos a seguir invirtiendo en este país como lo hemos hecho en estos 50 años , concluyó.

eduardo.juarez@eleconomista.mx