El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, subrayó que la economía mexicana está bien preparada para este año, toda vez que México ha hecho la tarea en materia económica y financiera los últimos años.

Sin embargo, no ha sido fácil, ya que las políticas fiscales y monetarias prudentes han implicado sacrificios y esfuerzos por parte de todos pero a la vez, le han dado al país una base macroeconómica sólida; los resultados de las reformas estructurales son palpables, añadió durante la sesión inaugural de la 81 Convención Bancaria “La Banca Comprometida con México”.

En este marco, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) refirió que en 2017 se tomaron decisiones difíciles que permiten una mejor perspectiva para el presente año.

“Hoy contamos con cifras récord en Inversión Extranjera Directa, en reservas internacionales con más de 264,000 millones de dólares, con cifras récord en el fondo de estabilización, con 232,000 millones de pesos, equivalentes a cerca de un punto del PIB y un sistema financiero en relación con su economía”, expuso.

En el caso de las reformas estructurales, indicó, los resultados son palpables pues tan sólo en el sector energético existe una inversión comprometida superior a los 200,000 millones de dólares; la reducción de servicios en telecomunicaciones, además de incrementos formalidad del empleo y del crédito bancario entre empresas y familias.

“Las fuentes de crecimiento de la economía se diversifican día con día y permiten un crecimiento más balanceado que nos dan la oportunidad para enfrentar los retos de la revolución tecnológica”, afirmó.

El encargado de las finanzas públicas sostuvo que las experiencias internacionales han demostrado que los desequilibrios financieros pueden llegar con rapidez y de manera repentina, implicando la pérdida de confianza que ha costado tanto trabajo construir.

“Se puede perder rápidamente, hay que mantener el rumbo, la disciplina fiscal, financiera y monetaria, hay que continuar con la implementación de las reformas estructurales y embarcarnos en otras que generen mayores horizontes de crecimiento", consideró.